Nation & World

Aerolínea Spirit logra un primer acuerdo con pilotos en huelga

Luego de una huelga de cinco días que afectó a más de 50,000 viajeros y dañó gravemente la imagen de la principal aerolínea de Fort Lauderdale, Spirit Airlines llegó el miércoles a un acuerdo con los pilotos, dijo la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas.

"A eso de las 1:30 p.m de hoy aceptamos un acuerdo tentativo con Spirit para un nuevo contrato'', dijo Sean Creed, jefe de la unidad de Spirit de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas. "Pudimos encontrar un terreno común que satisfacía las necesidades de ambas partes''.

Está previsto que los vuelos se reanuden el viernes, dijo el website de Spirit, devolviendo al trabajo a más de 1,500 pilotos, azafatas, sobrecargos y otros empleados locales.

"Estamos encantados, estamos muy felices de que ellos regresen al aeropuerto y reanuden las operaciones'', dijo Greg Meyer, portavoz del Aeropuerto

Internacional Fort Lauderdale-Hollywood.

No se dio a conocer de inmediato los detalles del acuerdo, y Spirit no respondió el miércoles a solicitudes de comentarios sobre el tema.

Los 500 pilotos de la compañía en todo el país se declararon en huelga el sábado luego de que las negociaciones acerca de los sueldos de Spirit se cerraron. Los pilotos, quienes han estado expresado preocupaciones sobre su pago durante los últimos tres años, alegaron que les estaban pagando muy poco en comparación con los pilotos de otras aerolíneas de bajo costo como JetBlue y AirTran. Ayudados por altos cargos, Spirit hizo ganancias de $107 millones en el 2009, lo cual hizo de ellos la aerolínea más rentable del país.

Spirit dijo que había ofrecido originalmente a los pilotos aumentos de sueldo del 47 por ciento y bonos de $3,000 por firmar, en un paquete de $70 millones a pagarse en cinco años. Los pilotos ganan en estos momentos entre $52,000 y $150,000, en dependencia de su experiencia y horas de trabajo. La oferta original de Spirit hubiera aumentado sus sueldos a entre $65,000 y unos $200,000 al final del contrato de cinco años.

Los pilotos rechazaron la oferta, alegando que los aumentos de sueldo deberían ser efectivos de inmediato, en vez de demorar cinco años. Luego de que se declararan en huelga el sábado por la mañana, los pilotos fueron invitados de vuelta a la mesa de negociaciones por la Junta Nacional de Mediación el martes, dijo Creed.

"Creo que este acuerdo es un gran avance hacia [la paridad]'', dijo. "No tenemos una paridad instantánea, pero sí una movida significativa hacia la paridad. Y creo que ellos [el resto de la unión] lo aceptarán''.

La huelga paralizó a la aerolínea, dejando varados a muchos de los 16,000 pasajeros diarios de la misma, muchos de ellos en el Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood. El martes, 600 azafatas y sobrecargos de Spirit fueron puestos en licencia sin sueldo.

Airados pasajeros de Spirit expresaron su frustración a través de los medios de comunicación sociales, y en coléricos e-mails a la compañía. Muchos no pudieron contactar a representantes de servicio al cliente de Spirit por teléfono, y no recibieron ayuda alguna para reservar nuevos boletos luego que sus vuelos fueran cancelados. Spirit ofreció un crédito de $100 hacia un vuelo futuro a los pasajeros afectados.

Spirit se puso rápidamente en función de control de los daños tras llegar a un acuerdo.

Tres horas después de que se llegara al acuerdo, su website mostraba un llamativo gráfico que decía: "Estamos ofreciendo a todos $50 de descuento, y además les daremos un bono de 5,000 millas. Estamos volando de nuevo''.

El enlace a una página web que decía "Actualización sobre la huelga'' fue borrado enseguida.

Beatriz Jaramillo, vecina de Coral Springs, se sintió complacida al enterarse de que el vuelo de sus dos hijas a Colombia y su propio viaje de vacaciones a la República Dominicana seguían en pie.

Luego de numerosos intentos de contactar por teléfono a representantes de servicio al cliente de Spirit esta semana para pedir un reembolso, ella envió una carta a Spirit, amenazando con llevarlos al tribunal de instancia.

"Yo los llamé, pero nadie contestaba'', dijo.

Ella dijo que su familia ha gastado $12,000 en vuelos durante los últimos dos años, y en su carta amenazó con hacer que toda su familia boicoteara a Spirit. "Todo el mundo está furioso'', dijo.

Fue la primera huelga en una aerolínea de EEUU desde la de los mecánicos de Northwest en el 2005.

La ausencia de la aerolínea estaba costando al Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood $40,000 al día en cuotas de aterrizaje, cambios por uso de puertas y otras fuentes de ingreso, según Meyers. Ese dinero se recobrará por medio de ajustes a las cuotas de algunas aerolíneas el año que viene. Casi una de cada cinco personas que viajan usando el Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood son clientes de Spirit.

"Eso es una buena noticia para el aeropuerto'', dijo Meyer. "Es una buena noticia para la aerolínea, es una buena noticia para los empleados, los pasajeros y el condado''.

  Comments