Nation & World

Se dispara comercio en puertos de la Florida

Después de un desastroso 2009 --año que el sector de comercio internacional preferiría olvidar-- el comercio en los puertos del sur de la Florida muestra un crecimiento superior al 10 por ciento en momentos en que la economía de nuestros socios comerciales revive.

Durante los primeros cuatro años del año, el volumen total de comercio --importaciones y exportaciones-- con varios socios comerciales de envergadura estableció récords en el Distrito de Aduanas de Miami, que incluye desde el Condado Palm Beach hasta los Cayos, y es mayor que en 1998, el mejor año en los libros.

"Quisiera pensar que el 2009 no existió. Fue un año terrible para todos'', afirmó Tony Ojeda, director del International Trade Consortium de Miami-Dade. Pero este año, dijo, "hay una sensación de optimismo'' en materia de comercio internacional.

Durante los primeros cuatro meses del año, la actividad comercial en los puertos del Distrito de Aduanas de Miami aumentó 18.4 por ciento, a $29,200 millones, informó Ken Roberts, presidente de WorldCity, empresa de medios de Coral Gables que analizó las cifras del Censo para identificar tendencias locales de comercio.

Las exportaciones aumentaron más de 14 por ciento y las importaciones subieron 26.2 por ciento hasta abril, añadió Roberts.

WorldCity, en colaboración con el International Trade Consortium, publicó el miércoles sus cifras anuales de comercio en una conferencia en el InterContinental West Miami en Doral.

Los países que están en camino de establecer récords de comercio total con el Distrito de Aduanas de Miami son: las Bahamas, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Haití, Panamá, Paraguay, Perú, México y Suiza, declaró Roberts.

"Las economías latinoamericanas han sufrido mucho menos que la de Estados Unidos'', afirmó Roberts, y siguen comprando.

Haití, cuyo comercio total con el Distrito de Aduanas de Miami el año pasado fue de $839 millones, también se ha beneficiado de millones de dólares adicionales en exportaciones por concepto de asistencia y materiales de reconstrucción después del devastador terremoto.

En los primeros cuatro meses del 2010, las exportaciones con destino a Haití a través del Distrito aumentaron, agregó. Los bienes de caridad, como alimentos, ropa y medicamentos, representaron aproximadamente 46 por ciento del aumento. Otras categorías que mostraron aumentos fueron equipamiento de telefonía tradicional y móvil, vehículos de motor para el transporte de bienes, tiendas de campaña y otros bienes.

"Se observa un crecimiento sostenido en el comercio en la región [durante los próximos 18 meses] y un aumento de 300 por ciento en las importaciones chinas que llegan a Latinoamérica'', indicó Hans Toggweiler, director ejecutivo para las Américas de DHL Global Forwarding.

Toggweiler exhortó a las empresas del sur de la Florida a que se vinculen más en el comercio con Latinoamérica e impidan que China les arrebate negocios que debían llegar a los puertos locales.

La información de WorldCity indicó que el comercio total en el 2009 a través del Distrito de Aduanas de Miami totalizó $79,150 millones, una baja de 12.3 por ciento.

Sin embargo, fue mejor que las cifras estatales y nacionales. El comercio de mercancía en la Florida bajó 21 por ciento, a $103,000, el año pasado, y a nivel nacional la baja fue de 23 por ciento.

El Distrito de Aduanas de Miami subió dos puestos, al lugar 11 a nivel nacional, porque la mayoría de los otros distritos aduaneros del país tuvieron rendimientos menores. El mayor resultó ser el de Los Angeles, con un volumen de comercio total de $282,570 millones el año pasado, una baja de casi 21 por ciento.

Las exportaciones del distrito miamense --afectadas por bajas en el envío de vehículos de motor, microprocesadores y equipo pasado-- bajaron a $49,490 millones.

Sin embargo, en análisis reveló cambios interesantes en la actividad exportadora. La exportación de metales preciosos aumentó 104 por ciento el año pasado, fundamentalmente hacia Suiza, lo que hizo que ese país subiera al sexto lugar de la lista de mayores socios comerciales del distrito miamense. En el 2006 ocupaba el lugar 31.

Otra categoría que parece haber sido impulsada por la recesión es el oro. El metal --en su mayoría procedente de Colombia, México y Perú-- fue el principal rubro de importación a través del distrito miamense el año pasado, cuando los inversionistas se lanzaron a refugiarse en el valor del preciado metal. De hecho, Miami fue el mayor puerto de importación de oro del país. En el 2007 ese rubro ocupaba el lugar 15.

El total de importaciones a través del distrito alcanzó $29,700 millones en el 2009 --una declinación de 16 por ciento-- mientras las empresas estadounidenses reducían sus compras durante la recesión.

Aunque Brasil se mantiene como el mayor socio comercial del sur de la Florida con un volumen de comercio de $11,070 millones el año pasado, la recesión tuvo su efecto. La importación de componentes brasileños de aviación, que llegaron a $1,000 millones anuales durante los últimos 11 años, bajaron a $392.55 millones en el 2009. El comercio total de Brasil con el distrito miamense bajó casi 16 por ciento en comparación con el 2008.

Aunque las cifras del 2010 se ven saludables, Roberts dijo que casi todas las zonas del país buscan oportunidades de comercio como estrategia de crecimiento.

"Houston estará muy cerca de Miami en varias categorías'', afirmó.

Houston, señaló Ojeda, tiene un representante a tiempo completo en el puerto brasileño de Santos, la mayor terminal de contenedores de América Latina. "Nosotros no tenemos a nadie'', explicó.

Otro reto para Estados Unidos este año es la baja del euro contra el dólar, lo que abarata las exportaciones europeas y teóricamente significa más competencia para las exportaciones estadounidenses.

Sin embargo, Ojeda dijo que también surgen nuevas oportunidades. Taiwan, dijo, planea traer una delegación de 40 personas a Miami-Dade en septiembre.

"Están muy interesados en establecerse en Miami como puerta de entrada a América Latina'', subrayó. "Ahora quieren incorporarnos al sistema''.

  Comments