Nation & World

Reducen drásticamente las horas de las piscinas públicas en Hialeah

Jacob Segurola, de 8 años, quería refrescarse en la piscina el sábado pasado. Jacob y su hermano mayor, Moises, de 9 años, por lo general nadan en la piscina del Centro Acuático Milander, cerca de su casa en Hialeah.

Este verano, sin embargo, no habrá natación pública en el Milander.

El centro acuático tendrá lecciones de natación, de polo acuático y otras actividades de grupo, pero no abrirá sus puertas para que los residents lleguen y se lancen a la piscina, un cambio con relación al año pasado cuando el Milander estaba abierto para natación pública todas las tardes salvo los miércoles.

Se trata de uno de los varios cambios en el calendario de los centros acuáticos y piscinas de Hialeah, que dará comienzo a los eventos del verano a partir de este fin de semana.

En total, las horas la natación pública han sido cortadas en casi un 67%.

El alcalde de Hialeah Julio Robaina dijo que las piscinas de los barrios de la ciudad —Babcock, Bright, Reid and Walker—abrirán dos veces a la semana, según un programa de rotación.

Dos centros acuáticos más grandes, el Bucky Dent y el McDonald, con su popular piscina con olas y su río de corriente suave, abrirán por las tardes, cada uno tres veces a la semana.

``Realmente nadie va a estos lugares temprano en la mañana'', dijo Robaina. ``Hemos actuado de forma eficiente al planificar las horas de acceso''.

Los cambios tienen lugar en un momento en que Hialeah aprieta su presupuesto con despidos y haciendo pocas compras. Robaina dijo que el municipio tiene que cubrir un déficit de unos $5 millones este año. En esa cifra se incluye más de $2 millones en pagos por méritos y longevidad a sus sindicatos y $3 millones menos por ventas con impuestos, ingresos estatales compartidos y otros ingresos.

Otras ciudades del Condado Miami-Dade han tenido que trabajar con presupuestos limitados durante la recesión. Este problema posiblemente continúe el próximo año fiscal después que hace poco el condado reportó una severa disminución en los valores de propiedad en el 2009. La caída de Hialeah se estima en 19 por ciento.

Las piscinas públicas son una de las mejores cosas del verano, dijo Miguel Lorenzzi, subadministrador del Centro Acuático Bucky Dent.

``A la gente le gusta relajarse, refrescarse y pasarla bien con la familia'', dijo Lorenzzi.

En lugar de ir al Milander, la madrina de Jacob, Susan Reid, lo llevó a él y a su hermano al Centro Acuático Bucky Dent, lejos de la casa, pero una instalación muy divertida, llena de diversas actividades.

El Bucky Dent tiene una piscina donde cortinas de agua bañan a los niños, una piscina con una entrada de playa , una cancha de baloncesto, quioscos de comida y bebidas y dos canales gigantes. Las canales es lo que más le gusta a Jacob.

``Es muy cómico tirarse por la canal de agua'', dijo Jacob, con su toalla y su bolsa con cara de pulpo. Cuando llegaron a las 3:30 p.m., la piscina estaba completamente llena y esperar 15 minutos no les sirvió de mucho. Poco después se escuchó una alarma que anunciaba que una tormenta estaba a menos de cinco millas. Todo el mundo tenía que irse antes de la hora oficial en que cierra la piscina que es 5:30 p.m..

``Ahora tenemos que encontrar otro lugar donde ir. ¿Qué quieren hacer? ¿Ir al cine por la noche?'', les preguntó Reid a sus ahijados.

``Chuck E. Cheese'', murmuró Moises.

  Comments