Nation & World

Alistan un nuevo plan en el Golfo de México

El gigante petrolero BP lanzará un segundo sistema de contención a mediados de junio para capturar una mayor cantidad del crudo que mana a borbotones del desastre submarino, dijeron el lunes funcionarios federales, mientras el presidente Barack Obama continuaba en una posición dura en contra de la compañía petrolera, diciendo que quiere que se paguen con rapidez las reclamaciones.

"El impacto económico de este desastre va a ser sustancial, y va a ser continuo'', dijo el presidente Obama en una reunión de gabinete convocada para analizar los esfuerzos de contención.

Aunque la Administración de Pequeños Negocios está brindando préstamos provisionales a los pescadores y otros negocios afectados por el derrame, "lo que necesitamos además es que BP sea rápida y sensible a las necesidades de las comunidades locales'', dijo el mandatario. "Vamos a insistir en que el dinero fluja rápido y a tiempo''.

En una medida que se espera aumentará la recuperación del petróleo que mana del pozo roto a 5,000 pies por debajo de la superficie del Golfo, funcionarios federales dijeron que BP usará las mangueras y el colector de la fallida operación anterior de "top kill'' para succionar petróleo y gas natural a un barco en la superficie.

Un barco aparte estacionado en estos momentos sobre el pozo y succionando petróleo a través de una tapa de contención está capturando alrededor de 11,000 barriles al día, dijo el almirante de la Guardia Costera Thad W. Allen, el hombre clave del gobierno en el esfuerzo de recuperación. Se proyecta que los dos sistemas de contención capturen alrededor de 20,000 barriles al día, dijo Allen.

No obstante, a medida que aumenta la cantidad de petróleo capturado del pozo submarino, la lucha por recuperar el petróleo en la superficie y en otras partes se ha hecho más compleja.

Allen dijo que los equipos de respuesta ya no están combatiendo un derrame único, sino "cientos de miles de manchas de petróleo que van en muchas direcciones diferentes''.

Añadió que nadie sabe exactamente cuánto petróleo mana diariamente del pozo roto, pero que cada vez más barcos privados están respondiendo al esfuerzo de recuperación, ayudando a limpiar el petróleo de la superficie y a establecer barreras de contención diseñadas para capturar el crudo antes de que llegue a la costa.

La mañana del lunes, en Pensacola Beach, parecían haber llegado a la orilla menos grumos de alquitrán que en días anteriores, desde que las pegajosas bolas comenzaron el viernes a manchar la arena.

Esto podría ser un respiro fortuito, al mismo tiempo que las tormentas pronosticadas amenazaban con obstaculizar los esfuerzos de limpieza y vigilancia, dijeron funcionarios del Condado Escambia.

Una ligera mancha de petróleo continuaba flotando a tres o cuatro millas de la costa, moviéndose al este de Pensacola y a lo largo del Panhandle.

Un pronóstico del Departamento de Protección Medioambiental de la Florida emitido el lunes dijo que se esperaba que un poco usual frente frío de junio impidiera temporalmente que el petróleo siguiera moviéndose en dirección norte, pero que las inestables corrientes oceánicas podrían empujar al crudo hacia el estado.

Se espera que los vientos del sur regresen el martes y continúen hasta el fin de semana.

Las trayectorias calculadas por la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA) indican que grumos de alquitrán y manchas ligeras podrían afectar a las playas del Panhandle de la Florida hasta el miércoles, y que los impactos directos permanecerán probablemente al oeste de la Bahía de Choctawhatchee.

En Destin, grumos de alquitrán del tamaño de una moneda de diez centavos llegaron a la orilla de la isla de Okaloosa por segundo día consecutivo, pero sólo se encontró alrededor de una docena de las bolitas entre rojas y grises en la blanca arena.

"Ha sido una cantidad muy manejable'', dijo Dino Villani, director de seguridad pública del Condado Okaloosa. "Somos muy afortunados en este punto''.

Tanto los turistas como los residentes locales seguían nadando, bronceándose y divirtiéndose el lunes en las playas de la Costa del Golfo.

Además, en el sur de la Florida, funcionarios federales establecieron un programa centinela para vigilar las aguas junto a los Cayos de la Florida y Dry Tortugas.

Bajo este programa, barcos y posiblemente vehículos aéreos patrullarán las aguas del estado y brindarán un sistema de advertencia temprana para identificar las amenazas de modo que se pueda responder a ellas adecuadamente.

No ha habido reporte algunos de que petróleo relacionado con el Deepwater Horizon haya llegado a la zona del sur de la Florida, y no hay indicación de que sufrirá impacto alguno en el futuro cercano, dijeron funcionarios federales.

Aunque directivos de BP reportaron cierto éxito con una tapa de contención bajada sobre el pozo el 3 de junio, funcionarios del gobierno advirtieron que la catástrofe medioambiental durará años.

Para establecer la cantidad de petróleo en el Golfo y el alcance de los daños, NOAA ha despachado una flota de barcos que realizarán investigaciones.

Allen agregó que el gobierno, y no BP, está ahora a cargo de medir la cantidad de petróleo que mana del pozo.

No obstante, dijo, "todavía no hemos determinado el índice del flujo''.

  Comments