Nation & World

Escándalo por desvío de fondos salpica a Charlie Crist

El gobernador Charlie Crist aprobó personalmente el rol confidencial de recaudador de fondos del ex presidente del Partido Republicano en la Florida Jim Greer, según el abogado de este último, una afirmación que contradice la afirmación del gobernador de que "no sabía nada'' sobre el acuerdo que ahora es parte de una investigación penal.

Investigadores estatales aseguran que Greer y el ex director ejecutivo del partido Delmar W. Johnson III establecieron secretamente una compañía fantasma llamada Victory Strategies para desviar fondos del partido con el objetivo de enriquecerse personalmente. Greer fue acusado el miércoles de fraude y lavado de dinero.

Pero el abogado de Greer, Damon Chase, dijo el sábado que el acuerdo que les daba 10 por ciento de las donaciones del partido era legal. Y, lo que es más, Chase dijo que la antigua mano derecha de Crist, el ahora senador George LeMieux, fue el primero en proponer que ganaran una comisión por la recaudación con el objetivo de ahorrarle dinero al partido y reemplazar el contrato de $30,000 mensuales con la recaudadora Meredith O'Rourke.

Según Chase, el gobernador le dijo a Geeer: "Ustedes trabajan duro. Se lo merecen'' mientras estaban jugando billar en febrero en un torneo de golf en Palm Beach.

Crist, candidato independiente para el escaño senatorial de la Florida, reiteró el sábado que no sabía de la existencia de Victory Strategies hasta después de la renuncia de Greer en enero. Dijo que sabía que Greer quería reemplazar a O'Rourke con Johnson, pero que no estaba al tanto de que hubieran establecido una compañía independiente y que Greer tenía intereses en la misma.

"Jim pensaba que un cambio era una buena idea y yo dije: ‘lo que tú creas que haga falta, y si te hace falta traer a Delmar, no hay problemas' '', declaró Crist.

¿Cómo pudo no haber sabido de Victory Strategies siendo el jefe del partido? "Yo soy el que está a cargo del estado'', declaró Crist, quien estaba el sábado en Pensacola respondiendo al derrame petrolero en la costa del Golfo. "Tengo un estado que dirigir y es en eso en lo que tengo que concentrar mi atención''.

Por su parte, LeMieux afirmó que "no era verdad'' que se le haya ocurrido la idea de la compañía. "La primera vez que supe de eso fue cuando lo leí en los periódicos'' este año, aseguró el sábado. Afirmó que sólo sabía que Johnson podía ganar más dinero si alcanzaba las metas de recaudación.

Que Greer señale a Crist y LeMieux, sus benefactores políticos, quienes lo apoyaron durante meses cuando pedían su despido, representa otro dramático giro en un escándalo que ha afectado el Partido Republicano de la Florida y afectado las elecciones del 2010. Las declaraciones de su abogado a The Miami Herald y a The St. Petersburg Times le darán municiones a los rivales de Crist en la batalla por el Senado, el republicano Marco Rubio y el demócrata Kendrick Meek, quienes han cuestionado repetidas veces la supuesta ignorancia de Crist.

Chase dijo que Greer y Crist habían discutido el acuerdo de recaudación durante, por lo menos, tres ocasiones el año pasado: en el torneo de golf en febrero, en el verano y el otoño en la casa de la esposa del gobernador en Fisher Island.

"El gobernador sabía sobre Victory Strategies desde el mismo principio'', indicó Chase. "Todos trabajaron juntos en el asunto. Lo veían como una forma de ahorrar dinero''.

Los fiscales estatales lo ven como un robo. Han acusado a Greer de seis cargos por robo, lavado de dinero y fraude por haber tomado más de $125,000 de los fondos del partido. Johnson, quien está cooperando con los fiscales y no está acusado de ningún delito, recibió unos $65,000.

Durante su período como presidente del Partido Republicano de la Florida, Greer estuvo teniendo problemas financieros y "solicitó ayuda financiera'' de un donante del partido no identificado, quien le estuvo mandando $10,000 mensuales durante más de 18 meses, según muestran los expedientes judiciales.

El Herald/Times han sabido que el donante era el antiguo presidente de finanzas del partido y amigo de college de Crist, Harry Sargeant. El empresario de Palm Beach renunció a su cargo en el partido en enero del 2009, poco antes de que su socio de negocios fuera encausado por cargos federales de desviar contribuciones ilegales a los candidatos, incluyendo a Crist y al ex candidato presidencial John McCain.

Sargeant viajaba frecuentemente con Greer durante los dos años en que estuvo recaudando dinero para el partido. Dijo no haberle pedido a Greer detalles sobre sus problemas financieros y que no le había pedido ningún favor a cambio de sus pagos mensuales. Los cheques cesaron en septiembre, declaró Sargeant al Herald/Times.

¿Por qué lo hizo? "Era mi amigo'', aseguró Sargeant, añadiendo no haberle pedido a Greer que le pagara ni haber discutido los pagos con Crist.

Sargeant declinó comentar sobre si había hablado con las autoridades. Sargeant no está acusado en el caso de Greer.

Chase dijo que no había nada incorrecto con los pagos que Sargeant le había dado a Greer, los que describió como "cargos por consultas''.

Crist afirmó que era "posible'' que Sargeant le hubiera dado dinero a Greer pero que no sabía los detalles. "No tenía idea'' de que estuviera teniendo problemas financieros, subrayó Crist. "Pensaba que era un hombre acaudalado''.

Greer era un concejal poco conocido en Oviedo que había trabajado con Crist en la campaña para gobernador durante el 2006, cuando fue seleccionado para dirigir el Partido Republicano de la Florida. Alegaciones de que había usado fondos del partido para llevar una vida de lujo lo obligaron a renunciar en enero.

  Comments