Nation & World

Despedido oficialmente jefe de policía de South Miami

El jefe de la policía de South Miami fue despedido, pero el administrador de la ciudad no discutirá las razones que tuvo para hacerlo ya que envió el caso a la fiscalía estatal.

Buford R. ``Randy'' Witt, recientemente nombrado administrador de la ciudad, le dijo a los comisionados municipales que había despedido al jefe Robert ``Bobby'' Richardson esa mañana.

El predecesor de Witt, Roger Carlton, había ordenado que Richardson dejara provisionalmente su cargo con una licencia temporal, y el 1ro. de mayo insistió en que el jefe no había sido despedido. Sin embargo, apenas tres días después de esta declaración, el propio Carlton fue despedido, lo que dejó sin solucionar el estatus del jefe.

La siguiente noche, los comisionados contrataron a Witt.

El miércoles, Witt dijo que los resultados de una reciente pesquisa a varios departamentos del municipio que dirigió el investigador privado Kenneth Harms fue lo que lo llevó a creer que ``el departamento de policía necesitaba un nuevo jefe''.

Sin embargo, agregó Witt, no entrará a discutir las conclusiones de Harms.

``Las conclusiones se enviaron a la oficina de la Fiscalía Estatal, de modo que todavía no pueden hacerse públicas'', expresó Witt, brigadier general retirado de la Fuerza Aérea, y ex jefe de información del Condado Miami-Dade.

Los miembros de la comunidad negra de South Miami respondieron con ira al despido inicial de Richardson, veterano de 23 años en la fuerza y cuya familia tiene fuertes lazos en el área. La comunidad negra expresó que el despido tiene motivos raciales, y protestaron ante el Municipio y a lo largo de Sunset Drive.

En aquella ocasión, Carlton también declinó especificar las razones para el despido de Richardson, argumentando únicamente que ``había perdido la confianza'' en el jefe.

La capitana Lisa Morton, veterana con 20 años de servicio y jefa de la Sección de Investigaciones Criminales del departamento, está fungiendo como jefa suplente.

La ciudad tiene unos 50 policías.

  Comments