Nation & World

La Iglesia Episcopal recibe a Cutié como sacerdote

Respaldado por su familia y cientos de feligreses que abarrotaron la pequeña Iglesia de la Resurrección, en Biscayne Park, el ex sacerdote católico Alberto Cutié juró lealtad y disciplina a su nueva congregación episcopal.

Cutié, de 41 años, fue recibido formalmente el sábado al mediodía en una ceremonia religiosa de poco más de dos horas de duración. Su consagración avivó en él palabras de compromiso espiritual.

"Los que conocen mi corazón saben que soy un hombre de Fios y voy a seguir siéndolo''.

El telegénico Cutié inauguró así un nuevo capítulo en su vida, exactamente un año después de haberse distanciado de la Iglesia Católica en medio de un escándalo que fue el centro de atención de medios locales e internacionales. La crisis estalló tras la publicación de una serie de fotos en las que aparecía muy romántico y distendido en un día de playa con Ruhama Buni Canellis, su actual esposa, ahora embarazada de casi cuatro meses.

La llegada del cubanoamericano Cutié a Biscayne Park emocionó a sus seguidores, grandes y chicos, que lo ovacionaron y felicitaron como una estrella de cine. Todo en el marco de una celebración que terminó coronándose con un almuerzo a puertas abiertas.

"Estoy muy feliz con el padre Alberto. Nos sentimos maravillosamente bien, es una bendición el hecho de que pueda estar con nosotros'', dijo Carmen González, de 89 años.

Otra de las asistentes al acto de presentación fue María Julia Miranda, de 74 años, quien confesó que nunca perdió la confianza en un hombre que conquistó a un amplio sector de la comunidad hispana con sus consejos de fidelidad, obediencia y respeto.

"Estoy feliz de tener al padre Alberto y a todos sus seguidores como una familia. Fui yo la que me pasé con él a esta Iglesia'', agregó Miranda.

La ceremonia fue oficiada por el obispo Leo Frade, quien encabeza la Diócesis Episcopal del Sureste de la Florida. El acto fue dividido en varias partes: desde la bendición de la entrada a la Iglesia con agua bendita e incienso y la celebración de la eucaristía hasta el momento en que Cutié se colocó la vestimenta de sacerdote y se hicieron las ofrendas de rigor.

Cutié manifestó sentirse bendecido por la confianza de la congregación, al tiempo que agradeció las muestras de solidaridad que dijo haber recibido de la sociedad civil y religiosa en los últimos meses, después de su ordenación.

"Dios nos ha dado muchas bendiciones en este año, hemos recibido cariño y amor de gente de todas las iglesias y de todas partes. Nos da gusto saber que el cuerpo de Cristo existe en muchas iglesias''.

En una improvisada conferencia de prensa al término del servicio, Cutié añadió que su certificación como sacerdote episcopal fue un proceso donde todas las voces tuvieron un espacio propio.

"En nuestra Iglesia, que es un poco más democrática que la Iglesia que conocen la mayoría de latinos, los laicos y las mujeres tienen voz y voto sobre el candidato. Todas esas recomendaciones se las dieron a mi obispo''.

A partir de la consagración del sábado, Cutié podrá celebrar misa, bautizar y oficiar de manera completa como rector de la Iglesia de la Resurrección. Mientras, dejó abierta la posibilidad de regresar nuevamente a la televisión y la radio bajo la sombrilla de la Diócesis Episcopal del Sureste de la Florida.

"Estoy abierto a lo que Dios quiera. Sé que es un trabajo difícil esto de los medios porque desde que uno se abre al tema de la fama, alguna gente quizá confunde las cosas'', acotó.

Sus palabras parecieron encontrar eco en el obispo Frade, quien estaba a su lado después del servicio.

"Para nosotros su predicación y conocimiento de comunicaciones es algo importante'', declaró Frade. "La Iglesia siempre necesita anunciar el evangelio de Cristo''.

  Comments