Nation & World

FBI investiga a agentes de Policía de Miami

El FBI está investigando a uno o más miembros de una brigada encubierta de la Policía de Miami en relación con alegaciones de que ellos robaron dinero y drogas a los traficantes callejeros, según fuentes familiares con la pesquisa.

El alcalde Tomás Regalado confirmó que las autoridades federales han comenzado una investigación, pero dijo que él desconocía los detalles del asunto.

El jefe de la Policía de Miami, Miguel Expósito, no quiso hablar sobre la pesquisa del FBI, pero dijo que su departamento ha comenzado una investigación interna.

"Hay una investigación en curso nuestra'', dijo Expósito a The Miami Herald.

La portavoz de la policía Kenia Reyes dijo que la investigación interna se centra en un agente.

Ella dijo que no podía revelar el nombre. Fuentes dicen que el agente está de licencia con sueldo.

A principios de esta semana comenzó a correrse la voz de la pesquisa del FBI. Varios agentes han recibido citaciones judiciales para testificar ante un gran jurado federal, de acuerdo con las fuentes.

La investigación se centra en la unidad de supresión delictiva del Distrito Central del departamento, un grupo de policías que hacen trabajo encubierto en la calle.

El FBI está examinando si alguno de los agentes vestidos de civil o su supervisor se embolsillaron dinero de los traficantes de drogas o si lo tomaron y dieron parte a sus informantes sin llevar la contabilidad debida, según las fuentes. El FBI está además investigando alegaciones de que los agentes robaron drogas a los traficantes.

El FBI no devolvió llamadas en busca de comentarios. Alicia Valle, consejera especial de la fiscalía federal, tampoco quiso hacer comentarios.

La unidad élite de delitos callejeros del departamento de policía sufrió un escándalo hace una década cuando 13 agentes fueron acusados de conspiración para sembrar armas como pruebas falsas en cuatro tiroteos cuestionables ocurridos entre 1995 y 1997, así como de mentir a los investigadores para justificar sus actos. Dos hombres murieron a causa de estos balazos.

Siete de los agentes fueron condenados en el 2003 y el 2004, cuatro fueron exonerados y dos recibieron condenas condicionales por cooperar con la fiscalía federal.

Los tiroteos en que se sembraron armas fueron el mayor escándalo en la Policía de Miami desde principios de los años 80.

  Comments