Nation & World

Diseño para el nuevo museo de ciencias de Miami

El Museo de Ciencias de Miami acaba de terminar el diseño de su nuevo hogar de $275 millones en Biscayne Boulevard que combinará rasgos retro-modernos con líneas contemporáneas aerodinámicas y ondulantes, dará la impresión de estar al aire libre, e incorporará las tecnologías "verdes'' e interactivas más recientes.

"Un diseño más distintivo que el de ningún otro edificio en Miami, desde todas las direcciones'', se jacta el museo en materiales de recaudación de impuestos preparados para donantes potenciales.

El alarde podría no estar lejos de la verdad.

El museo --que planea añadir un acuario en su nuevo hogar-- dio a conocer bocetos del nuevo diseño del nuevo esquema final de cinco niveles preparado por la notoria firma londinense Grimshaw Architects que presentan significativos refinamientos de las imágenes conceptuales publicadas ocho meses atrás.

Por primera vez, los bocetos colocan al nuevo museo de ciencias junto a su vecino, el planeado Museo de Arte de Miami diseñado por la firma suiza de Herzog & de Meuron, lo que brinda una idea de cómo lucirá el conjunto en el ambiente de parque en que se supone estarán situados.

Los edificios de ambos museos serán el centro del nuevo parque Museum Park en el área de 29 acres frente a la bahía de lo que es ahora el semiabandonado Bicentennial Park, en la intersección de NE 10 Street y Biscayne Boulevard.

EL diseño trata de conseguir una exposición máxima al aire libre, aprovechando las maravillosas vistas, el clima del sur de la Florida y el parque circundante para dar la bienvenida a sus visitantes, dijo la directora del Museo de Ciencias Gillian Thomas.

El plan final plan presenta cuatro estructuras con terrazas, conectadas entre sí: un edificio central, el Living Core, que contiene el acuario y un enorme tanque de la Corriente del Golfo, el asombroso globo del planetario frente a Biscayne Boulevard, y dos alas colocadas en forma de V que contendrán espacio para exposiciones, salones de clase y cafés. Estas estructuras principales estarán situadas alrededor de un inmenso atrio al aire libre bordeado de terrazas y sombreado por un dosel perforado por claraboyas.

"Es un edificio impresionante, pero no impresionante en el sentido de que asusta'', dijo Thomas. "Hemos tratado de integrarlo mucho más con lo que lo rodea. No hay nada escondido''.

Los planes fueron aprobados la semana pasada por la Junta de Revisión del Desarrollo Urbano de la ciudad con algunas condiciones de menor cuantía, y la dirección del museo tiene la esperanza de conseguir la aprobación final de la Comisión de la Ciudad de Miami para este otoño. Eso permitiría que el museo pueda comenzar la construcción en otoño del 2011, dijo Thomas. El complejo abrirá en el 2014.

La publicación del proyecto final marca además el comienzo en grande de la recaudación de fondos para el proyecto, que será apoyado por $175 millones en las ganancias de la venta de bonos del Condado Miami-Dade aprobados por los votantes --aunque el Condado no ha decidido todavía cuándo entregará los fondos separados al efecto.

El museo, que deberá recaudar de fuentes privadas los $100 millones restantes que se necesitan, ya cuenta con unos $23 millones en promesas de donaciones, de acuerdo con un reciente informe del Condado.

Aunque la recaudación de fondos ha sido afectada por la recesión económica, como lo admiten funcionarios del Condado y la dirección del museo, el proyecto se mantiene al día y sus partidarios afirman tener confianza en que se recaudará todo el dinero necesario.

"Esto avanza de acuerdo con los planes'', dijo Michael Spring, director de asuntos culturales del Condado. "Cuando el diseño llega a este punto, es el momento adecuado para hablar con los donantes importantes''.

Junto a un "campo de juegos de ciencias'' al aire libre, el complejo tiene un total de 250,000 pies cuadrados y cubre una extensión de unos cuatro acres.

Los edificios estarán recubiertos en losas relucientes. El Living Core, que estaría de frente al parque, estaría rematado por un dosel abierto que daría sombra a una serie de jardines al aire libre y exposiciones del acuario diseñados por Thinc, una firma de Nueva York. La estructura del Living Core termina en una especie de proa que apunta hacia la bahía.

En el corazón de la estrcutura hay un enorme tanque de la Corriente del Golfo, con amplias vistas del parque y de Biscayne Bay detrás del mismo. Lo mismo que en los planes conceptualews anteriores, el fondo del tanque estará cortado en ángulo y recubierto de vidrio para brindar impresionantes vistas desde abajo de tiburones y mantarrayas.

La cúpula del nuevo planetario --que se encenderá con proyecciones celestiales al oscurecer-- se alzaría sobre Biscayne Boulevard, donde se encuentra con la rampa al viaducto MacArthur a Miami Beach.

Entre el Boulevard y el ala oeste del museo, que albergaría un café entre otras instalaciones, los planes requieren una cisterna estilo pantano que almacenará el agua de lluvia que caiga sobre el complejo para regar el césped y otros usos.

De hecho, se supone que el complejo en su totalidad sirva de demostración de principios ecológicos y sostenibilidad, extrayendo energía del agua, el viento y el sol para dar energía a las exposiciones y conservar los recursos. El nuevo museo incorporará además exposiciones de flora y fauna que son populares en su encarnación presente en South Miami Avenue en una porción de su antigua sede en Vizcaya.

  Comments