Nation & World

Policía atropellado se recupera en su casa

Días después de ser atropellado y abandonado en la calle, el policía Carlos Alvarez se recupera en su casa y da gracias a Dios por su vida.

"Hubiera podido ser peor'', dijo Alvarez, un agente del Departamento de Policía Motorizada de Doral. "Alguien allá arriba me está cuidando''.

El accidente ocurrido en la madrugada del sábado lo dejó con una fractura en la cadera y hematomas en el codo y la pierna. Ahora, el cubanoamericano de 49 años espera en la comodidad de su casa los resultados de una prueba médica para saber cuándo vuelve al trabajo.

"He estado aquí en mi casa, mirando el televisor, poniendo hielo en mi pierna, quitando el hielo, poniéndolo de nuevo'', dijo Alvarez. "Quiero volver al trabajo lo más pronto posible''.

Las autoridades arrestaron el lunes a Lisa Caridad García, de 28 años. García, quien vive en Miami, está libre bajo una fianza de $5,000, según la Oficina de Registros del Condado Miami-Dade.

En una entrevista con El Nuevo Herald, Alvarez dijo que había terminado un turno de ocho horas y estaba regresando a casa el sábado cuando ocurrió el accidente, en la calle 35 y la avenida 102 del suroeste.

"Vi a un carro sin luces frente a mí, como a unos 10 pies'', dijo. "Encendí mis luces de patrulla para avisarle que encendiera sus luces, y luego tengo el carro encima de mí''.

Alvarez salió volando de su motocicleta debido al impacto, rodó por el capó del automóvil y cayó al pavimento.

"Cuando miro para ver las chapas, ya estaba lejos el carro, y no las pude ver'', dijo.

Pero, según las autoridades, dos testigos vieron al Lincoln Continental que lo atropelló. Una cámara de video también captó el accidente.

García tiene un récord que incluye arrestos por robo, asalto y obstrucción de justicia en el Condado de Miami-Dade. Se presentará próximamente en la corte el 23 de junio.

Oficiales del Departamento de Policía en Doral dijeron que nunca había ocurrido un caso parecido al del sábado.

"Nunca hemos tenido un caso así donde alguien atropelle a uno de nuestros oficiales y luego darse a la fuga'', dijo el teniente James Dobson.

Agregó que el caso destaca la necesidad de que los automovilistas estén atentos a los policías que hacen su labor en las carreteras. El 15 de mayo hubo otro accidente que involucró a un agente de la Patrulla de Caminos de la Florida.

En ese caso, el agente Patrick Ambroise murió después de que su patrulla fuera impactada por un vehículo en el Florida Turnpike.

"Nosotros como policías queremos proteger las vidas y seguridad de los demás'', dijo Dobson. "Pero también queremos regresar a nuestro propio hogar seguros y con vida''.

Alvarez, quien ha sido policía por 15 años, está casado y tiene cinco hijos. Dos de sus hijas que estaban en casa el miércoles expresaron su gratitud por tener a su padre con vida.

"Me siento tan afortunada de que algo peor no pasara'', dijo Natalia Alvarez, de 19 años.

Alvarez dijo que no entiende por qué un chofer escapa de la escena de un accidente.

"Eso no es normal, atropellar a alguien y luego dejarlo ahí'', dijo. "Si se hubiera quedado, lo peor que le pudiera pasar fuera un cita o algo''.

  Comments