Nation & World

Submarino vigila Cayo Hueso

Un robot submarino conocido como Waldo comenzó a patrullar el martes las aguas a lo largo de la costa de Cayo Hueso en busca de petróleo y agentes dispersantes químicos de la explosión del Deepwater Horizon.

El robot, de 6 pies de largo y parecido a un torpedo amarillo con alas, es propiedad del Laboratorio Mote Marine, de Sarasota y se había usado anteriormente para buscar bacterias en la marea roja en el Golfo de México.

La nueva misión es buscar petróleo crudo y dispersantes a cierta profundidad, que no se pueden detectar desde la superficie.

Cada cuatro minutos aproximadamente Waldo recogerá información de la profundidad, hasta un máximo de 90 pies, y cada cuatro horas transmitirá esa información por satélite a los investigadores.

Waldo patrullará desde unas 30 millas al noroeste de Cayo Hueso hasta alrededor de 20 millas al oeste de las Dry Tortugas, un área clave para las crías de peces y donde está uno de los arrecifes de coral con mayor diversidad de especies en todo el Caribe.

"No estamos vigilando aquí porque estemos seguros de que el petróleo vaya a llegar a Cayo Hueso'', dijo Alan Hails, ingeniero oceanográfico de Mote Marine. "Tenemos la esperanza de validar que el petróleo no amenaza a los Cayos, las Marquesas o las zonas ambientales alrededor de las Dry Tortugas''.

Hace ocho días, Mote Marine lanzó un robot similar, prestado por la Universidad Rutgers, a 20 millas al oeste de Venice, y ha recorrido un área de entre 80 y 100 millas al oeste-suroeste de la plataforma continental. Hasta el momento, no ha encontrado petróleo o dispersantes del Deepwater Horizon.

El área de patrulla de Waldo en los extremos de la corriente tiene por fin detectar crudo y dispersantes químicos del derrame que podrían quedar atrapados en remolinos, fuerzas que pueden llevar las sustancias hacia la orilla o los arrecifes costeros.

Mote Marine se prepara para lanzar otro robot a patrullar una zona más al oeste de las Dry Tortugas, pero al este de la ubicación actual de la dinámica corriente del Golfo.

"Estamos tratando de patrullar a millas de la costa, una especie de sistema de alerta temprana, antes que algo llegue a las costas o arrecifes'', dijo Dave Vaughan, director del Centro de Investigación de Corales de Mote, con sede en Summerland Key.

Vaughan dijo que no espera que los arrecifes sean dañados por el petróleo, que probablemente llegue en forma de grumos de alquitrán si consigue atravesar las 450 millas que separa el lugar del derrame de los Cayos.

  Comments