Nation & World

Negocios hispanos florecen en Weston

El auge de los negocios hispanos ha comenzado a cambiar el rostro económico de Weston, una ciudad donde hasta hace apenas unos años nadie hubiera podido encontrar una arepa venezolana, un buen corte argentino de carne o un cebiche peruano.

"Desde 1998 el cambio que se empezó a producir en Weston fue profundo'', dijo Alex Gómez, presidente de la Cámara de Comercio del Area de Weston. "Antes nadie ofrecía el español como alternativa y si uno se encontraba con alguien que lo hablara, era una tremenda casualidad''.

El avance ha sido continuo. Al recorrer Weston Road, una de las principales avenidas de la ciudad, pueden verse establecimientos como el peruano La Granja, el mexicano El Mariachi o el colombiano Pan Pa’Ya.

Según Gómez, la relativa lejanía de las áreas urbanizadas del Gran Fort Lauderdale y Miami contribuyeron al surgimiento local de los negocios hispanos, a fin de satisfacer las necesidades de la comunidad.

"A esto se le sumó el surgimiento de escuelas grado A, lo que hizo de Weston un lugar significativo para las familias que recién llegaban'', añadió.

De una típica área rural Weston acabó por convertirse en una de las ciudades más modernas del suroeste de la Florida, con vastas áreas verdes y residencias que valen millones.

Según el último censo, la ciudad tiene una población de 65,753 habitantes. De estos, 51.1 por ciento está compuesto por mujeres y el 49.9 por hombres. La mitad es hispana o de origen hispano, con un ingreso promedio de $101,000 por familia.

Uno de los negocios hispanos más antiguos del área es el Universal Market, un mercado bien surtido en el Bonaventure Town Center Shoppes, 16668 de Saddle Club Road. Recientemente fue rebautizado como Arepas Magnets Plus por su actual dueña, la venezolana Glenys García.

Hasta hace poco, García tenía un pequeño establecimiento en el centro comercial.

"El otro local nos quedó chico, por eso mi mamá decidió comprar este que es mucho más amplio y podemos ofrecer más servicios'', comentó Carolina Lagos, hija de García. ‘‘Este es el resultado de mucho esfuerzo y el trabajo de más de 12 años''.

Las grandes cadenas también cuentan con una fuerte presencia de productos hispanos. Ya no es difícil encontrar en sus góndolas el ají peruano, el chile mexicano, las tortillas, arepas colombianas y venezolanas, e incluso en la sección de alimentos congelados hay comidas hispanas preparadas para calentar.

Pero a Lagos no le preocupa la competencia.

"Sus productos son más caros que los nuestros y además la variedad que tienen de cosas latinas es muy limitada'', comentó. "Y claro, como sus gastos operativos son mucho más grandes que los nuestros, lógicamente eso influye en sus precios. Nosotros no tenemos ese problema''.

El Panera Café, al otro extremo de la ciudad, es uno de los más nuevos, una combinación de panadería y restaurante moderno que ha tenido gran éxito a pesar de estar ubicado entre varios restaurantes en el centro comercial Weston Commons.

Gómez comentó que también hay franquicias estadounidenses o de otras naciones cuyos dueños son hispanos.

Agregó que la cámara cumple la función de ayudar a los negocios existentes, así como a los que recién quieren establecerse en el área, brindándoles desde información sobre la legislación de la Florida hasta consejos de inmigración para inversionistas.

Es imposible precisar el número de negocios hispanos en Weston. En la oficina a cargo de este sector en la alcaldía no tienen una cifra.

  Comments