Nation & World

Recortes no afectan fondos para autos de funcionarios

Cuando el hacha presupuestaria cayó sobre el presupuesto del ayuntamiento el año pasado, el alcalde y los comisionados rebajaron más de $400 millones en gastos y empleos. Pero mantuvieron un privilegio: los carros de lujo subsidiados por los contribuyentes.

El público paga la mayor parte de la cuenta por el Lexus GX460 2010 del comisionado Joe Martínez; el Cadillac SRX 2010 de Audrey Edmonson y el Mercedes Benz ML 350 de Carlos Gimenez.

El alcalde del condado Carlos Alvarez, que ya tenía dos Suburbans Chevy y dos choferes para recorrer el sur de la Florida, va a tener un nuevo BMW 550i Gran Turismo. Los contribuyentes van a pagar gran parte del precio.

Todos los años el gobierno de Miami-Dade gasta $1.5 millones en asignaciones de carros para más de 400 empleados. Pero los principales dirigentes del condado se han reservado un tratamiento especial que incluye una asignación para carro de casi $800 mensuales, gasolina ilimitada en la gasolinera del condado así como seguro y mantenimiento gratis.

Los dirigentes del condado han mantenido sus carros de lujo mientras los gobiernos locales confrontan una situación fiscal particularmente grave. Los estimados para el año que viene ponen el déficit en alrededor de $435 millones, una tormenta en camino aún cuando los contribuyentes están agobiados por la recesión y el índice de desempleo en el condado es del 11.3 por ciento.

En Miami, el alcalde Tomás Regalado --que una vez tuvo problemas como comisionado municipal por supuestos abusos en la tarjeta de gasolina del municipio-- decidió a principios de año entregar su asignación de $900 mensuales para carro porque ya tenía un Toyota Highlander y un empleado municipal para transportarlo.

En Broward, los comisionados del condado y el alcalde ganan salarios de $92,097 pero tienen una asignación para carro de $200 mensuales.

"Algunos han sugerido que entregue la asignación del carro'', afirmó Alvarez, quien ha tenido un BMW 650i subsidiado por los contribuyentes durante los últimos dos años y piensa cambiarlo por el nuevo modelo en arrendamiento. "Mi respuesta es que no voy a hacer algo que es simbólico''.

El alcalde dijo que eliminar el privilegio de los dirigentes del condado es una cuestión válida en una época de austeridad económica, pero que no esta dispuesto a hacerlo a no ser que otros también lo hagan.

"Si se llevan este carro, ¿qué carro tengo entonces?", preguntó Alvarez, que gana $233,123 y $92,187 en beneficios. "Este es mi carro personal''.

Dominic Calabro, director general de Florida TaxWatch, un grupo de vigilancia del gobierno, calificó la práctica de "mala en tiempos prósperos e increíblemente inapropiada e inaceptable en estos tiempos económicos especialmente duros''.

"Es un símbolo --indicó Calabro-- y lo que dice que el servicio público no es cuestión del bien público sino de un interés egoísta''.

Muchos comisionados trazan rápidamente una distinción entre ellos y otros altos funcionarios del condado que tienen mayores salarios y beneficios.

Los comisionados ganan $6,000 anuales y $55,000 en beneficios, que incluyen una asignación para carro. El administrador del condado, en contraste, tiene un salario de $326,340 y un paquete de beneficios de $101,787.

Los comisionados le han estado pidiendo a los electores durante años que aumenten sus salarios pero han sido rechazados una y otra vez. La semana pasada rechazaron un plan para pedirlo nuevamente.

"De la misma forma en que me opongo a subir el salario, me opongo a la eliminación de la asignación para el carro'', indicó Martínez. "Considero que el beneficio es parte de mi salario''.

Giménez, sin embargo, dijo apoyar la eliminación del beneficio, mientras se aplique para todo el mundo. "Tenemos que dirigir con el ejemplo'', afirmó.

Hace cinco años, mientras los impuestos aumentaban gracias a la explosión de mercado de la vivienda, el alcalde y los comisionados aumentaron la asignación para carros de $600 a $800. En un memo a los comisionados, el administrador Burgess explicó que era necesario porque "el valor actual de los beneficios está disminuyendo'' debido al aumento en los precios de los carros y la gasolina.

Pero aunque los ingresos de los impuestos han disminuido severamente en los últimos dos años, los beneficios de los autos no lo han hecho.

Un año atrás, Burgess lamentaba "no haber visto nunca un presupuesto más difícil'' en 27 años en el gobierno, y en un momento circuló un memorándum instruyendo a los jefes de departamento a que "renunciaran a gatos discrecionales como el agua embotellada''.

En noviembre, menos de dos meses después de haberle dado los toques finales a recortes presupuetarios "sin precedentes'' para el año fiscal 2009-2010, que incluyen el despido de 125 empleados, Burgess manejaba un Infiniti M35 del 2010 pagado por los contribuyentes. El Condado le pagó $29,477 a South Motors Infiniti por un arrendamiento de tres años.

"Mi arrendamiento expiraba así que me conseguí un carro nuevo. Estaba en mi contrato'', indicó Burgess. "Yo trabajo realmente duro''.

El privilegio --pagar de entrada por un carro-- está reservado para unos pocos en el gobierno del condado, comprendiendo desde el alcalde y los comisionados hasta el secretario de la corte y el asesor legal. A todos los otros empleados se les paga una asignación anual en efectivo que oscila entre $975 y $6,500.

Para los altos dirigentes, si la cantidad pagada excede el equivalente de $800 mensuales en el transcurso del arrendamiento, el funcionario tiene que devolver el exceso mensual. Alvarez hace eso con el BMW.

Algunos recientes ejemplos:

* En enero, el Condado le pagó a Lexus de West Kendall $33,647 por un arrendamiento de tres años de un Lexus GX460 del 2010 para el comisionado Martínez.

* En noviembre, el gobierno de Miami-Dade le pagó $34,085 a Williamson Cadillac por el arrendamiento de tres años de un Cadillac del 2010 para Edmonson.

* El pasado julio, una semana después de que Alvarez calificara el próximo presupuesto de "realmente doloroso'', el gobierno del Condado pagó $30,604 a Sawgrass Infiniti por un arrendamiento de tres años para el Infiniti M35X del 2009 para la comisionada Rebeca Sosa.

* En abril del 2009, los contribuyentes pagaron $25,701 para cubrir el arrendamiento del Lexus RX400H del 2008 de la comisionada Natacha Seijas.

* En noviembre del 2008, el Condado pagó $27,839 por el arrendamiento de un Mercedes Benz ML350W4 durante tres años para Giménez.

* En noviembre de 2006, el Condado le pagó $47,998 a Williamson Cadillac para que el comisionado José "Pepe'' Díaz pudiera manejar un Cadillac Escalade del 2007.

"Se comprende que usted no está siendo compensado a un nivel particular, así que está recibiendo ciertos beneficios en su lugar', afirmó Barbara Jordan.

Los comisionados Dorrin Rolle y el presidente Dennis Moss también optaron por un estipendio para carro de $800 mensuales en vez de un arrendamiento.

La comisionada Sosa se opone a la eliminación de la asignación del carro. "En una crisis financiera la gente puede ajustar lo que gasta en el supermercado'', afirmó. ‘‘Pero esa misma gente todavía tiene que ir manejando a su trabajo y nosotros también tenemos que hacerlo''.

Sin embargo, la comisionada Sally Heyman dijo que los beneficios de los ejecutivos ‘‘tenían que estar sobre la mesa'' cuando el alcalde y los comisionados discutieran el nuevo presupuesto en septiembre.

"Debíamos empezar con la oficina del ejecutivo y la alta gerencia'', subrayó. Heyman está arrendando un Toyota Highlander del 2009 a través del condado, que requirió $1,094 a la hora de firmar en febrero del 2009 y le cuesta a los contribuyente $766 mensuales durante tres años.

Calabro, de Florida TaxWatch, dijo que los comisionados debían de pagar más pero alega que los bajos salarios no justifican un carro de lujo. "Lo que están diciendo es que esto es una compensación por la puerta de atrás'' comentó.

El Departamento de Procurement Management del Condado está revisando licitaciones para arrendar el nuevo BMW de Alvarez. Las especificaciones incluyen un exterior metálico azul zafiro, interiores en cuero blanco marfil y negro. arreglos color ceniza y ruedas de 20 pulgadas.

"No sustitución'', especifica la invitación del condado, No está claro cuál será el precio del arrendamiento, aunque el alcalde dijo estar buscando ahora el modelo 550i en vez del 650i usado en los últimos dos años.

"Creo que es más barato'', comentó.

Los dirigentes del Condado también tienen otros beneficios: mantenimiento y seguro gratis, y la capacidad de llenar el tanque, gratuitamente, en la gasolinera del Condado.

El año pasado, la cuenta del uso de la bomba de gasolina del Condado estuvo entre $1,567 para el comisionado Bruno Barreiro para llenar su Honda Pilot, pagado por contribuyentes y Díaz, quien usó $2,741 por la gasolina de su Cadillac Escalade.

Díaz es el que más gasta en gasolina gratis, según documentos suministrados por la Oficina de Presupuesto del Condado. Gastó $4,251 en el 2008 y $3,172 en el 2007.

Los precios son más bajos que en las gasolineras corrientes porque el Condado no tiene que pagar el impuesto a la gasolina. No se puedo localizar a Díaz para que comentara.

Algunos comisionados también fueron criticados el año pasado por usar empleados condales como choferes personales para hacer encargos y transportar familiares.

Díaz, por ejemplo, fue trasladado 144 veces en el 2007 y el 2008 con fondos públicos. Un funcionario lo llevó a la gran apertura, llena de celebridades, del hotel Fontainbleau en Miami Beach. Posteriormente, Moss, el presidente de la Comisión, ordenó terminar con la cultura de los choferes privados.

  Comments