Nation & World

Protesta por derechos humanos en Cuba

Un numeroso grupo de exiliados cubanos salió a las calles de Miami para reclamar por el respeto de los derechos humanos en Cuba y defender el trabajo de la oposición en la isla.

La marcha se inició poco después del mediodía partiendo del monumento a los mártires de Bahía de Cochinos, en la Calle Ocho y la avenida 13 del suroeste, y continuó hasta la Antorcha de la libertad, en el downtown de Miami.

"En estos momentos, más que nunca, hay que salir a las calles porque se está acercando la hora de una Cuba libre'', dijo Joel Riverón, de 36 años, miembro de la organización de la protesta.

El llamado a alzar la voz por una Cuba que respete la integridad de las personas se hizo a través de redes sociales y plataformas en internet. De hecho, Miami fue una de 18 ciudades en 12 países que entre el jueves y sábado no se quedaron calladas y pidieron justicia por la muerte del disidente Orlando Zapata Tamayo.

Catalogado como prisionero político por Amnistía Internacional tras su arresto en el 2003, Zapata falleció a los 42 años en febrero debido a una prolongada huelga de hambre de 83 días. Su muerte provocó la indignación mundial y los reclamos de gobiernos por una democratización de Cuba. Además ha sido fuente de inspiración de un artista cubano exiliado, Geandy Pavón, quien proyecta el rostro de Zapata en sedes diplomáticas cubanas.

Mercedes Perdigón, del grupo Exilio Unido, comentó que la manifestación del sábado también se hizo en honor a las Damas de Blanco, un grupo de familiares de disidentes encarcelados desde el 2003, que en semanas pasadas fueron acosadas y agredidas por turbas organizadas por el gobierno.

Una procesión de la Virgen de la Caridad del Cobre lideró la caminata, al tiempo que los manifestantes, vestidos de blanco en honor al colectivo femenino y la oposición interna en general, pedían justicia.

"Es una marcha mundial en muchas ciudades del mundo por la libertad absoluta en apoyo a los prisioneros políticos, las Damas de Blanco y Reina Luisa Tamayo, madre de Zapata, nuestro acicate diario para seguir en esta lucha'', agregó Perdigón.

Al llegar a la Antorcha de la libertad, los exiliados soltaron globos, gritaron consignas a favor de los derechos y el intercambio de ideas.

El periodista radial de Miami, Nelson Rubio, dijo que la fuerza de las redes sociales como Facebook multiplicó el poder de la iniciativa popular, que seguirá repitiéndose mientras no se den condiciones de cambio en la isla de Cuba.

Además de Miami se unieron a la cadena ciudades como Bogotá, Buenos Aires, Madrid, Florencia y París, entre otras. La movilización conmemoró el 108 aniversario de la independencia de la isla.

"No ha habido ninguna organización, es la gente de manera espontánea que ha querido participar y manifestarse, y eso es en definitiva lo más importante'', agregó Rubio, que acudió desde muy temprano al punto de salida en la Calle Ocho.

Otro de los asistentes, Sergio Rodríguez, exiliado y ex preso político, dijo que estaba presente en la marcha para pedirle al mundo entero que se sume al pedido de una Cuba sin la sombra de los hermanos Castro.

"Que el mundo nos apoye en esta tarde digna en proclama de la libertad. Ya son 51 años de un gobierno totalitario que está caduco. Es hora de que Cuba despierte''.

  Comments