Nation & World

Florida en vilo por la llegada de alquitrán

Los guardaparques encontraron docenas de grumos de alquitrán desde las Dry Tortugas hasta Big Pine Key y un nuevo modelo informático indica que la mancha de petróleo crudo rodeará la península de la Florida la próxima semana, lo que el martes provocó temores en el sector turístico floridano de que el derrame haya llegado al estado.

El Servicio Guardacostas pidió calma e informó que no se sabría hasta más adelante esta semana si los grumos de alquitrán, de entre 8 y 53 pulgadas, encontrados el lunes y martes, provenían del desastre del Golfo de México o los había echado al agua un barco.

"Se le recuerda la público que los grumos de alquitrán son peligrosos y sólo pueden recogerlos personal entrenado'', advirtió una declaración del Servicio Guardacostas. ‘‘Las playas de los Cayos de la Florida siguen abiertas''.

El descubrimiento ha suscitado preocupaciones. Para el medio ambiente si el petróleo llega a los manglares de los Cayos. Para la economía, tanto el turismo con el sector pesquero, después que las autoridades federales prohibieron pescar en 19 por ciento del Golfo de México.

Y para la costa del este de la Florida, una vez que el senador Bill Nelson, demócrata por la Florida, publicó nuevas investigaciones que pronostican que parte del crudo derramado en la plataforma Deep Horizon llegará a los Cayos para el fin de semana y al área de Miami en algún momento de la próxima semana.

El estudio fue realizado por la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad del Sur de la Florida en St. Petersburg, e incluye un mapa que muestra que el petróleo rodeará a la Florida en 10 días.

"Aunque siempre espero lo mejor, la situación parece estar fuera de control'', dijo Nelson en una declaración.

Los grumos de alquitrán, que el martes por la mañana eran 20, para el final del día habían aumentado a 50, dijo Marilyn Fajardo, portavoz del Servicio Guardacostas en Miami.

Las noticias del martes por la mañana hicieron que numerosos ecologistas se desplazaran a la costa de los Cayos.

Maya Totman, de Florida Keys Wildlife Rescue, que buscaba en los manglares de Big Pine Key, dijo que teme que la mezcla de petróleo y desechos pudiera ocasionar "una mezcla letal que amenace a todos los animales y peces de los Cayos''.

El temor también tocó ambos extremos del Estrecho de la Florida, abriendo otro canal de comunicación entre Washington y La Habana.

En Miami, el fiscal federal Wifredo Ferrer dijo haber asignado un equipo para evaluar el daño "para posibles encausamientos civiles y penales''.

Pero en Cayo Hueso los reportes no parecían empañar el entusiasmo de Riccardo Noncentini, un turista italiano de 27 años, natural de Florencia, de vacaciones con su novia.

"Hemos estado buceando todo el día. Ha sido estupendo'', afirmó. Los funcionarios estatales del turismo trataron de restarle importancia a los grumos, observando que todas las atracciones turísticas del estado estaban abiertas.

A manera de confirmación, el gobierno estatal emitió en Tallahassee una declaración que indica que el año pasado hubo 681 reportes de "hallazgos de petróleo a lo largo de las vías acuáticas y las playas de la Florida'' y afirmó que "estos incidentes no son tan poco comunes como se pudiera pensar''.

Algunos habitantes de Cayo Hueso dijeron que no recordaban una concentración tan grande de grumos de alquitrán en la zona, aunque los empresarios también advirtieron contra una reacción excesiva.

"Hoy el agua está tan clara como siempre'', dijo Dean Brown, propietario de Jet Ski Tours de Cayo Hueso en una sección de los muelles de Duval Street.

Al igual que muchos aquí, Brown dijo que estaba preocupado de que las especulación pudiera provocar pánico y perjudicar el turismo.

En Washington, el sector pesquero también era una preocupación. La administradora de la Dirección Nacional de los Océanos y la Atmósfera (NOAA), Jane Lubchenko, dijo que la entidad amplió al mediodía la prohibición de pesca en 19 por ciento del Golfo de México, equivalente a 45,728 millas cuadradas.

Lubchenko dijo que no había ninguna amenaza inminente para la Florida. El grueso del derrame sigue "docenas de millas'' al norte de la corriente que pudiera arrastrarlo al sur y luego al este, dijo, con un largo cordón de "petróleo ligero'' absorbido por un reflujo fuera de la corriente principal.

De este modo, el arrastre diluiría la masa frente a Louisiana y llegaría a los Cayos como grumos de alquitrán. O pudiera emulsionar el crudo y dejarlo con la consistencia de la mayonesa, que pudiera no llegar nunca a tierra, dijo.

Los expertos en control de la contaminación del Servicio Guardacostas recogieron los primeros grumos de alquitrán hallados el lunes y enviaron muestras desde el Taylor State Park Fort Zachary en Cayo Hueso a su laboratorio en Groton, Connecticut.

El martes se presentaron también en otras zonas de los Cayos, como Big Pine Key, Loggerhead Key, en Dry Tortugas y Smathers Beach.

En respuesta, los ecologistas de los Cayos organizaron con voluntarios la limpieza de una parte de la costa a través de la organización no lucrativa Green Living Energy Education.

Los voluntarios están capacitados para no tocar los materiales peligrosos, como los grumos de alquitrán, y alertar a las autoridades mientras limpiaban más desechos normales en la costa.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments