Nation & World

En peligro los fondos para paneles solares

Miles de dueños de casas y empresarios que instalaron sistemas solares y esperaban recibir un reembolso estatal pudieran tener que pagar toda la cuenta si los legisladores no financian el programa.

El estado por lo general contribuye fondos al programa, creado en el 2006 y que vence el 30 de junio. Pero el año pasado la Ley de Recuperación y Reinversión hizo una asignación única de fondos al programa de la Florida como parte del paquete federal de estímulo: $14.4 millones en reembolsos por la instalación de sistemas solares en viviendas y comercios.

Este año, una vez más la Florida era responsable de financiar el programa. Pero los legisladores estatales no aprobaron el financiamiento y el estado ha recibido más de 10,000 solicitudes desde que los fondos se agotaron, según la Comisión de Energía de la Florida, que dirige el programa.

El programa de reembolso --que tiene por fin, en parte, estimular el sector de la energía solar-- ofrece a los dueños de viviendas reembolsos de $100 por calentadores solares de piscinas, $500 por calentadores solares de agua y $4 por cada vatio generado por ciertos sistemas de paneles solares, hasta un máximo de $20,000 por propietario. Las empresas pueden recibir un máximo de $5,000 para calentadores solares de agua y hasta $100,000 para paneles solares.

El gobierno federal también ofrece un crédito fiscal de 30 por ciento para los que instalen sistemas residenciales de energía renovable.

La semana pasada, el gobernador Charlie Crist dijo que estudia la posibilidad de incluir el programa de reembolsos en el próximo período extraordinario de sesiones de la Legislatura, que pudiera comenzar la próxima semana. Pero no está claro si el tema recibirá mucha atención porque, según Sterling Ivery, portavoz de Crist, los legisladores se concentrarán en una enmienda constitucional para prohibir la perforación petrolera frente a las costas y aprobar una medida que exige que una parte de la electricidad que se genere en el estado provenga de fuentes renovables.

Este año los legisladores aprobaron una medida que permite a los gobiernos locales emitir deuda y dar préstamos a los propietarios que instalen sistemas solares, pero no está claro cuánto demorará su implementación.

Thomas Genung, abogado de Port St. Lucie, tomó un préstamo a corto plazo para instalar en su casa un sistema de paneles solares de $35,000. El préstamo tiene un alto interés si no se paga en un año. Si no se financian los reembolsos, eso "afectaría significativamente el futuro financiero de mi familia. Esto pudiera llevarme a vender mi casa y vivir en una vivienda más económica sin sistema solar'', escribió Genung.

Steve Kaufman, director de Servicios de Energía Renovable de Kaufman Lynn General Contractors en Boca Raton, dijo que algunos propietarios y empresarios han sido convencidos por instaladores de sistemas solares que han mercadeado el programa de reembolso como un hecho.

"Esta gente pone anuncios e informa a la población que se apuren a instalar el sistema para recibir el reembolso'', dijo Kaufman.

Ted Verdone, ingeniero eléctrico retirado que gastó $41,400 en la instalación de paneles solares y un calentador solar para su piscicina en Oakland Park, dijo que se siente engañado por el estado y no por el contratista que le instaló el sistema solar, Abundant Energy, de Jupiter.

"No se puede prometer algo y no cumplir. Creo que, como mínimo, debían informar a la gente lo que sucede y cuándo pueden esperar el dinero'', dijo. Desde la instalación del sistema, su cuenta de electricidad ha bajado entre $50 y $100 mensuales, pero dijo que no lo hubiera instalado de saber que no habría reembolsos.

Ed Strobel, presidente de Sunshine Solar Dervices en Fort Lauderdale, dijo que el estado se había quedado sin dinero en junio, seis meses antes que se lo informaran a fines de diciembre. "Nadie sabía que el dinero se había acabado', dijo Strobel, vicepresidente de la Alianza de Energía Renovable de la Florida, que representa docenas de empresas de energía renovable, ecologistas y otros.

Hubo mucho atraso en el procesamiento de las solicitudes pero el estado informó a la población en septiembre, dijo Brittany Cummins, portavoz de la Comisión de Energía de la Florida.

Algunas personas se oponen a los reembolsos y créditos fiscales porque los consideran regresivos, es decir, exigen que todos los floridanos subsidien mejoras que inquilinos y personas pobres o de bajos ingresos pueden hacer. "Si alguien quiere instalar una panel solar de $40,000 en el techo de su casa, me parece bien. Lo que no quiero es que los floridanos de bajos ingresos tengan que pagarlo'', escribió este año Adora Obi Mweze, presidenta de la Florida State Conference of Branches de la NAACP.

Kaufman dijo que gente como él que instalan paneles solares son los que típicamente pueden pagarlos. Pero agregó que muchas más personas instalan calentadores solares de agua, que cuestan unos $5,000. Dijo que el reembolso estatal de $500 no es mucho dinero.

La información sobre el programa de reembolsos está disponible en SunSentinel.com/energycommission, o llame a la Comisión al 850-487-3800.

  Comments