Nation & World

Sospechosos de robo atropellan a policía con su auto y son arrestados

Un hombre resultó baleado y dos más fueron detenidos después que un grupo de sospechosos de allanamiento de morada atropellaron a un policía de Coconut Creek con su vehículo y otros agentes se vieron obligados a abrir fuego.

El domingo la policía de Coconut Creek anunció los arrestos y la balacera.

El incidente sucedió cerca de las 3:30 a.m. del sábado en un centro comercial localizado en la cuadra 4400 de la carretera estatal 7 en dirección norte. Un agente que trabajaba fuera de sus horas de servicio en un concesionario de autos se percató que un vehículo sospechoso se detenía detrás de una tienda T-Mobile y apagaba las luces, dijo Tony Avello, portavoz de la policía de Coconut Creek.

El automóvil, un Hyundai Genesis, coincidía con la descripción dada por otra agencia de un auto sospechoso de haber entrado y robado en otro local de T-Mobile, dijo Avello.

El agente pidió refuerzos, llegaron más policías, y entonces decidieron confrontar al auto sospechoso.

``El sargento salió de su auto patrullero para efectuar una detención de tráfico, cuando uno de los sospechosos atropelló intencionalmente al sargento con el carro, lanzándolo al aire y lo dejó tirado en el suelo'', dijo Avello.

Después, el vehículo sospechoso impactó de frente a un auto patrullero.

En algún momento de la confrontación, los agentes dispararon sus armas, y Kerley Jean, de 28 años y vecino de Miami, que viajaba en el asiento delantero del pasajero, fue baleado.

El domingo, Jean continuaba ingresado en un hospital del área, dijo el portavoz, que no quiso identificar de qué hospital se trataba.

El chofer del auto, Michael L. Wilkes, de 31 años y vecino de Miami, así como el pasajero que iba en el asiento trasero, Tyrell Powell, de 27 años y también residente de Miami, fueron llevados a la cárcel principal del Condado Broward, sin derecho a fianza. Ambos se enfrentan a varios cargos, entre ellos intento de asesinato de un agente de la ley e intento de allanamiento de morada.

Wilkes también fue acusado de usar una máscara durante un delito de segundo grado.

Avello señaló que los tres sujetos son sospechosos de otros atracos en tiendas T-Mobile en los condados Broward y Palm Beach.

Los nombres de los agentes que participaron en el incidente no se dieron a conocer. El sargento que fue atropellado por el auto de los malhechores fue llevado a un hospital cercano donde se le atendió por sus lesiones.

  Comments