Nation & World

La BP empieza recoger crudo en el Golfo de México

La petrolera BP aseguró el domingo que una especie de aspiradora submarina gigante --una tubería de casi una milla de longitud-- funciona satisfactoriamente y que está llevando la mayoría del crudo que sale sin control del fondo del Golfo de México hasta un supertanquero en la superficie.

El vocero de British Petroleum, Mark Proegler, dijo que el aparato fue conectado con éxito hasta un buque cisterna en la superficie mientras los tripulantes tomaban control parcial del derrame por primera vez. Proegler dijo que la tubería estaba chupando la mayoría del petróleo recién derramado.

La "aspiradora'' fue colocada cuidadosamente a un lado de una tubería dañada de 21 pulgadas de diámetro en el fondo marino por ingenieros que usaron cautelosamente submarinos robots.

La maniobra no tapa la masiva fuga de crudo que se inició el 20 de abril cuando una plataforma marina se incendió y se hundió en el mar, pero representa el primer éxito en casi un mes para tratar de controlar el derrame. Un esfuerzo similar había fracasado el sábado.

Pero pese al éxito logrado el domingo por BP, los científicos advirtieron que la gran mancha de petróleo en el Golfo de México ya ha tenido un enorme impacto ecológico.

Varias imágenes de satélite tomadas el sábado por la NASA muestran que el crudo podría haber entrado a la corriente del Golfo, que la arrastraría a los Cayos y al sur de la Florida, según un análisis realizado por Mitch Roffer, oceanógrafo residente en Florida.

"Creo que la amenaza para el sur de la Florida es real y deberíamos prepararnos'', dijo Igor Kamenkovich, profesor asociado de la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marítimas y Atmosféricas de la Universidad de Miami, quien no había visto las imágenes. "Es difícil predecir, pero si entra en la corriente, podría suceder tan rápido como en cuestión de siete a diez días... Si sucede, serán muy malas noticias para nosotros''.

Los intentos previos de BP para emplear las válvulas de emergencia y un enorme contenedor de 100 toneladas no habían logrado detener o reducir el derrame.

BP PLC también ha quemado pequeñas cantidades del petróleo que flota en el mar y ha lanzado dispersores químicos tanto en la superficie del agua como debajo.

La compañía ha pasado tres semanas intentando contener el derrame, que ha arrojado millones del litros de crudo al Golfo de México, amenazando con ello a la vida marítima, la pesca comercial y a la industria turística desde la costa de Louisiana hasta la Florida.

En tanto, algunos investigadores advirtieron el domingo que las manchas de petróleo de varios kilómetros de longitud y profundidad tienen el potencial de envenenar y sofocar a la vida marítima y a su cadena alimenticia, un daño que podrían durar una década o más.

Los investigadores han descubierto más columnas submarinas de petróleo que salen del pozo que estalló, dijo Samantha Joye, una profesora de Ciencias Marítimas de la Universidad de Georgia.

La científica dijo que las medidas de una de las columnas son de 10 millas de largo y tres millas de ancho.

El efecto dañino de las manchas se duplica. Joye dijo que el petróleo ha demostrado ser por sí mismo tóxico para los peces, mientras que la gran cantidad de oxígeno es consumido del agua por los microbios que se alimentan del combustible.

Los dispersantes que se emplean para combatir el petróleo también son alimento para los microbios, lo que acelera la disminución de oxígeno.

  Comments