Nation & World

Alcalde de Hialeah habla de despedir a 250 empleados

El alcalde de Hialeah, Julio Robaina, dijo el miércoles que unos 250 empleados de la ciudad serán despedidos debido a la caída de la recaudación por impuestos a la propiedad.

"Para el próximo año fiscal los ingresos de Hialeah van a reducirse debido a que la tasación de la propiedad bajará en un 15 por ciento'', explicó Robaina a El Nuevo Herald.

Según Robaina, a esa inminente merma presupuestal se suman más obligaciones por incrementos de $2 millones por concepto de pensiones y de $1 millón por seguro médico.

"Sabiendo esto no puedo esperar a septiembre [el inicio del nuevo año fiscal] para encontrar una solución, por eso debemos pedir a las uniones sentarnos a evaluar esta situación'', explicó Robaina. "Por eso tengo que recortar unas 250 posiciones y preparar las condiciones para el año que viene''.

Destacó que el ayuntamiento cuenta con unos 1,700 empleados, por lo tanto la eliminación de 250 plazas representa el 15 por ciento de la fuerza laboral, similar porcentaje a la caída presupuestal que amenaza a la ciudad.

"Como administrador de la ciudad tengo que planificar el presupuesto y debo hacerlo de manera responsable'', agregó.

Robaina le restó importancia a la batalla política con el ex director de la Autoridad de Vivienda de Hialeah, Alex Morales, con quien protagonizó un sonado episodio el martes por la noche durante una sesión del ayuntamiento.

Morales había pedido a Robaina explicaciones sobre el control de los fondos de la ciudad. La discusión subió de tono y Morales fue rodeado por agentes de la policía, aunque acabó abandonando el lugar por su propia cuenta.

"Ese hombre tiene una agenda política luego de que fuera separado de su puesto'', comentó Robaina.

Por su parte, Morales se mostró indignado por la forma en que fue tratado durante la reunión.

"Lo que ocurrió esa noche fue un atropello a mis derechos civiles, me quitaron el micrófono sin que en ningún momento yo ofendiera a nadie, y él [Robaina] me dijera que era un ignorante'', comentó Morales.

De acuerdo con su testimonio, él cuestionó inicialmente la emisión de bonos del Condado de Miami-Dade para financiar una obra de remodelación en el complejo deportivo del Parque Goodlet, estimada en $65,000.

Robaina señaló el miércoles que había explicado claramente en la reunión los detalles de la remodelación y que sin embargo Morales "saltó a otro tema con el ánimo de generar conflicto''.

Morales indicó que el punto que quiso establecer en la reunión era que la remodelación podría ser pagada con los $41 millones que dejó la administración anterior del alcalde Raúl Martínez.

"La respuesta inicial del alcalde fue que tenía que esperar la sección de preguntas del público'', relató Morales. "Esperé y una vez que le insistí con el tema, dio varias vueltas al asunto pero no respondió cuánto dinero quedaba de esos $41 millones, y me dijo que yo era un ignorante, y lo dijo tres veces''.

En marzo, Morales demandó a Robaina por difamación en el tribunal de Circuito de Miami-Dade. El caso se encuentra pendiente.

"Lo que más me lamento es que yo fui quien presentó a Robaina con el alcalde Raúl Martínez en 1995, y mire ahora cómo maneja la ciudad, él es un abusivo'', dijo Morales.

Robaina indicó que la demanda no tiene sustento, y que quien empezó a ofender el martes pasado fue Morales.

"Yo no puedo dejar que se falte el respeto de esa manera'', añadió. "La ciudad tiene muchas cosas más importantes que solucionar''.

  Comments