Nation & World

Futbolista de Weston tiene la oportunidad de jugar en el Mundial

Alejandro Bedoya estaba en Suecia, donde se comunicaba a través de Skype con su buen amigo Charlie Davies, que se encontraba en Francia, mientras los dos aspirantes a integrar el equipo de Estados Unidos en la Copa Mundial de Futbol trataban con desesperación de encontrar una transmisión en vivo del canal ESPN el martes donde se daría a conocer el anuncio de quiénes serían los 30 finalistas del equipo norteamericano para la cita mundial.

Ninguno de los dos tuvo suerte, de modo que entraron en sus cuentas de Twitter para buscar allí los resultados.

Bedoya, de Weston, se enteró por fin de la noticia que ansiaba escuchar desde que jugaba para la secundaria St. Thomas Aquinas High.

Bedoya asistirá al campo de entrenamiento de la Copa Mundial en Princeton, New Jersey, y tratará de integrar el equipo de 23 jugadores que acudirá al torneo, y que se dará a conocer el próximo 1ro. de junio.

Charlie Davies, que aparecía como un abridor casi seguro antes de las graves lesiones que sufrió en un accidente automovilístico, no fue seleccionado para ocupar un puesto en el equipo. Bedoya dijo sentirse ``horriblemente mal'' por la eliminación de su amigo, pero al mismo tiempo ``honrado y bendecido'' por la oportunidad de participar en la Copa Mundial, que se disputará del 11 de junio al 11 de Julio en Sudáfrica.

``Yo sospechaba que podía estar entre los 30 finalistas, pero de todos modos estuve tenso todo el día, ya que no sabía con certeza si me seleccionarían o no'', dijo Bedoya por teléfono desde Orebro, Suecia.

Los padres de Bedoya son colombianos. Su padre, Adriano, jugó fútbol profesional en Colombia, como también lo hizo su abuelo, Fabio. El haitianoamericano Jozy Altidore, de Boca Raton, también fue seleccionado al equipo, y se espera estar entre los 23 finalistas cuando Estados Unidos abra en Sudáfrica contra Inglaterra el 12 de junio.

Bedoya, de 23 años, se graduó de St. Thomas Aquinas en el 2005, jugó en su año de Novato en Fairleigh Dickinson y en sus tres últimas temporadas universitarias en Boston College, donde fue dos veces nominado para el Trofeo Hermann, el equivalente del fútbol del Trofeo Heisman del football.

Jobie Hughes, entrenador de Bedoya en la secundaria, dijo sentirse emocionadísmo con la noticia.

``Había cruzado los dedos pensando en él'', dijo Hughes. ``Pensé que lo seleccionarían porque había jugado muy bien. Es uno de los muchachos más talentosos que he tenido nunca en mi carrera como coach''.

  Comments