Nation & World

EEUU se recupera a pesar del desempleo

Un esperanzador informe del estado de los empleos en abril mostró que la recuperación económica de Estados Unidos está cogiendo vapor, pero analistas advirtieron que la creciente crisis financiera en Europa sigue siendo una amenaza global.

El empleo no agrícola subió en abril en una cifra mejor de lo esperado, en 290,000 trabajos, reportó el viernes el Departamento del Trabajo, pero la buena noticia resultó ensombrecida por un aumento en el índice de desempleo, a 9.9 por ciento de 9.7 por ciento en marzo. El crecimiento laboral en marzo fue también mayor de lo que se reportó originalmente, ya que la Oficina de Estadísticas Laborales aumentó el cálculo original de marzo de 162,000 empleos nuevos a 230,000.

Los empleadores privados añadieron por sí solos 230,000 puestos en abril, el mayor aumento en cuatro años, y el gobierno le sumó el resto. Revisiones a los cálculos de empleo de enero y febrero mostraron que se sumaron 121,000 empleos más de lo que se reportara originalmente, de modo que la economía ha añadido posiciones por cuatro meses consecutivos.

"Estas cifras son particularmente esperanzadoras cuando se considera el estado en que estábamos hace un año'', declaró el presidente Barack Obama. Cuando Obama asumió la presidencia, la economía estaba perdiendo alrededor de 750,000 empleos al mes.

Al combinar estos resultados con el reciente informe de que la economía se había expandido en un 3.2 por ciento durante los primeros tres meses del 2010, hay razón para pensar que la contratación continuará mejorando.

"Es como si se hubiera encendido la luz esta primavera en muchas empresas. El aumento de los empleos en marzo y abril fue fuerte y se extendió por muchas industrias'', indicó Mark Zandi, el principal economista de Moody's Analytics, una firma de predicción económica en West Chester, Pennsylvania. "Lo más esperanzador es el crecimiento laboral en la industria manufacturera y en la de la construcción, que han sido las más seriamente afectadas en el mercado laboral''.

Prácticamente todos los sectores de la economía sumaron empleos, incluyendo los servicios de salud, la industria hotelera y del entretenimiento, los servicios profesionales y de negocios, la industria manufacturera, la construcción, la industria minorista, el gobierno y los servicios financieros.

Diez de los 12 mayores sectores económicos privados aumentaron empleos en abril, por encima de nueve en marzo y seis en febrero. Eso sugiere que "los patrones están sintiéndose lo suficientemente confiados en la naciente recuperación para comenzar a contratar trabajadores'', escribió el viernes David Huether, el economista principal de la Asociación Nacional de la Industria Manufacturera.

Incluso el aumento de la tasa de desempleo se consideró un indicio de mejoría, ya que millones de ciudadanos que habían dejado de buscar empleos han vuelto a buscar trabajo. En abril, la fuerza laboral aumentó en más de 800,000.

"La participación de la fuerza laboral está recuperándose. La creación de empleos privados era la pieza que faltaba para la recuperación y ahora parece estar creciendo enormemente'', comentó RDQ Economics, pronosticador económico de Nueva York en una nota que envió a los inversionistas.

Desde diciembre la fuerza laboral --que se define tanto por los que trabajan o buscan empleo-- ha crecido 1.9 millón.

"Sin embargo, esto sólo corrige la caída comparable entre mayo y diciembre del 2009, lo que deja al sector laboral no mucho mayor que lo que estaba en mayo del 2009'', amplió Larry Mishel, presidente del Instituto de Política Económica, de tendencia liberal.

En el mismo período, apuntó Mishel, el número de norteamericanos en edad laboral aumentó en 1.6 millones, y se cree que aproximadamente un millón de ellos entrarán en la fuerza laboral. Esto se añade al reto de crear suficientes empleos para que de este modo disminuya la tasa de desempleo.

Una medida clave de desempleo, sin embargo, se convirtió en más ominosa. Los expertos en estadísticas informaron que el número de estadounidenses desempleados durante seis meses o más volvió a aumentar en abril en 200,000 para alcanzar 6.7 millones. Estos desempleados equivalen al 45.9 por ciento de los desempleados de todo el país. Esta negativa tendencia no hace sino sugerir que la recesión dejará cambios estructurales en la composición de la fuerza laboral del país.

"En ninguna recesión desde la Gran Depresión un desempleo de larga duración ha representado un problema tan serio para las familias trabajadoras y los políticos'', comentó Gary Burtless, de Brookings Institution, una organización de investigaciones de centroizquierda con sede en Washington.

Los analistas esperaban que los empleos aumentaran en 200,000 para abril.

"Esto demuestra claramente que esta recuperación económica no es una sin empleos'', aseguró Eart van Ark, jefe economista de The Conference Board, una organización sin fines de lucro.

  Comments