Nation & World

Plan federal ayudará a ancianos a pagar medicinas por receta

Con el precio de la medicina por los cielos y un cheque de jubilación limitado, Rubén Maranges, de 80 años, tiene que hacer más de un sacrificio para cubrir una parte de los gastos del plan de recetas del Medicare. Pero el viernes supo que esto podía cambiar con el plan federal Programa de Ayuda Adicional.

"Hemos notado que hay mucha gente necesitada que no está aprovechando nuestro programa. Y no queremos eso'', afirmó Renard L. Murray, administrador regional de los Centros de Servicios de Medicare & Medicaid (CMS).

El plan federal, disponible desde la implementación de la cobertura de recetas de Medicare en el 2006, irá con su nueva versión al encuentro de más personas mayores y de bajos ingresos como Maranges, ayudándolos a pagar una parte de las primas mensuales, deducibles anuales y copagos de medicamentos.

Los detalles fueron dados a conocer en una conferencia de prensa en la sede de Southwest Social Services, un proveedor de cuidados y atención especializada para ancianos de Miami. Además de Murray y otras autoridades del rubro, asistió el alcalde del Condado de Miami-Dade, Carlos Alvarez.

El programa permite que las personas con Medicare que califiquen no paguen más de $2.50 por medicinas genéricas y $6.30 por las de marca. Entre los requisitos se exige un ingreso de no más de $16,245 a las personas que viven solas, y de $21,855 para los matrimonios. El patrimonio personal como acciones, cuentas bancarias y bonos tienen un límite de $12,510. Para los adultos mayores casados, no debe superar los $25,010.

Se calcula que los subsidios podrían ahorrarle a cada beneficiario hasta $3,900 anuales.

"Es una buena noticia porque soy retirado y me mantengo con un cheque. Tengo que pagar mucho y ahora me pueden dar una facilidad'', comentó Maranges.

En el caso de que los ingresos de la persona sean mayores a los estándares fijados por el plan, las posibilidades de que pueda obtener subsidios para medicinas siguen estando abiertas, aclaró Teresa Sayas, portavoz de CMS.

Zayas se refirió a los ajustes hechos en el 2008 a la Ley de Mejoras al Medicare para Pacientes y Proveedores, que modificó la forma en que se calcula el nivel de ingresos y el monto del patrimonio personal.

Así, las pólizas de seguro de vida no contarán en el cálculo de la riqueza; tampoco la ayuda económica que un anciano recibe de familiares, amigos y otras personas para cubrir gastos corrientes como alimentación, impuestos a la propiedad y servicio de agua potable, entre otros.

Medicare, el programa de seguro de salud para adultos mayores de 65 años y personas con incapacidades o insuficiencia renal permanente, tiene más de 350,000 beneficiarios a escala condal. A pesar del alto número de personas registradas, muchos ni siquiera han escuchado acerca del programa de ayuda o saben muy poco de las posibilidades de que sean aceptados, incluso si en el pasado fueron rechazados.

"Miami-Dade y la ciudad de Miami han sido identificados como uno de los condados y ciudades en Estados Unidos donde hay más personas elegibles para este programa que no lo están utilizando'', señaló Alvarez. "Nuestro mensaje es fuerte: apliquen porque el programa ha cambiado''.

Para más información sobre el Programa de Ayuda Adicional llame al número 1-800-772-1213 o visite el portal electrónico del Seguro Social www.socialsecurity.gov.

  Comments