Nation & World

Burla sobre genitales provoca altercado en el aeropuerto de Miami

Un agente federal del Aeropuerto Internacional de Miami fue arrestado por supuestamente usar un bastón expandible para golpear a un compañero de trabajo.

La causa del conflicto según la policía: la burla diaria sobre el tamaño de los genitales del vigilante.

Trabajadores de la Transportation Security Administration (Administración de Seguridad en el Transporte, TSA), que realizaban un entrenamiento en el aeropuerto con las máquinas de escaneo de imágenes de cuerpo completo, observaron las partes privadas del cuerpo del vigilante Rolando Negrín.

Meses de chistes terminaron el martes por la noche, cuando Negrín atacó a su compañero de trabajo Hugo Osorno en un estacionamiento de empleados, según un informe del arresto.

Negrín "declaró que no podía aceptar más los chistes y perdió la cordura'', indicó el informe, que se hizo público el jueves.

El perturbado vigilante obligó a Osorno a arrodillarse y lo hizo pedir disculpas antes de pegarle en la espalda y los brazos con el palo, de acuerdo con el informe.

Negrín, quien pagó el miércoles por la noche una fianza de $7,500, está acusado de agresión agravada con lesiones.

Los funcionarios federales comenzaron a usar las máquinas de escaneo de todo el cuerpo en los aeropuertos del país en el 2008, promoviéndolas como una forma efectiva y de alta tecnología para buscar armas o materiales peligrosos en los pasajeros.

Los agentes ven en un salón separado imágenes del cuerpo humano mostrando las partes privadas con la cara de la persona borrosa. Las máquinas han provocado preocupaciones de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU), que las consideran una invasión a la privacidad de los pasajeros.

El director de la ACLU en Florida, Howard Simon, declaró que no aceptaba "la búsqueda desnuda electrónica '' y pidió al gobierno que usara una tecnología menos invasiva.

"Burlas y peleas entre trabajadores de la TSA... Es una historia muy triste. Es una historia innecesaria'', comentó el jueves Simon. "El gobierno se deja seducir por la nueva tecnología''.

Jonathan Allen, portavoz de la TSA, dijo en un comunicado emitido el jueves que se suspendió a Negrín y que se inició una investigación interna.

"TSA tiene una política de tolerancia cero para la violencia en el lugar de trabajo'', aseguró Allen. "Investigamos para determinar si se violaron los procedimientos de entrenamiento y tomaremos las acciones apropiadas''.

  Comments