Nation & World

Policía de Hialeah arresta a un presunto homicida

Una noche en una pizzería y una goma ponchada resultaron fatales para Luis Martín, de 28 años, quien recibió un tiro mortal en la cabeza en un estacionamiento de Hialeah en 1997.

Trece años después, la Policía de Hialeah afirma haber arrestado a su asesino luego de resolver el viejo caso y que testigos tanto nuevos como viejos confirmaran evidencia del hecho.

Detectives de la Policía de Hialeah arrestaron la semana pasada a Adrián Martínez Artola, de 38 años, en el suroeste de Miami-Dade y lo acusaron de homicidio de segundo grado por haber matado supuestamente a Martín. Artola está preso sin derecho a fianza.

La hermana de Martín, Margarita Rodríguez, de 37 años, dijo que ella había abandonado toda esperanza de que se resolviera el caso.

"He estado esperando 13 años con dolor en mi corazón'', dijo Rodríguez el martes en conferencia de prensa.

Ella sostenía una foto de su hermano mayor asesinado y la flanqueaban familiares suyos.

"Mi hermano fue muy buen hermano'', dijo. "Nosotros vivíamos en paz. El siempre se ocupó de mí''.

Ella lo describió como un hombre callado, trabajador y cariñoso, al que le gustaban mucho de niño el béisbol y la natación.

Martín recibió el tiro de un carro que pasaba el 23 de noviembre de 1997, mientras cambiaba una goma ponchada en un estacionamiento del 1177 W. 35 Street en Hialeah. El murió más tarde en el Hospital Jackson.

"Queremos que la comunidad sepa que no olvidamos estos crímenes horrendos'', dijo el portavoz de la policía de Hialeah Carl Zogby.

La policía no quiso especificar lo que los ayudó a resolver el caso, pero dijeron que había nuevos testigos, y que habían vuelto a entrevistar a los antiguos.

El detective de Hialeah Joe Elosegui dijo que el caso se había abierto de nuevo un mes antes del arresto de Artola. La policía dijo no saber la relación entre Martín y Artola. Familiares de Martín dijeron no conocerlo.

Rodríguez calificó el homicidio de doble crimen, y contó que su padre había quedado desolado por el asesinato y había comenzado a beber en exceso. Murió en el 2003.

"Mi padre quería mucho a mi hermano'', dijo Rodríguez.

  Comments