Nation & World

Chávez recurre a los fondos de reserva

El presidente venezolano Hugo Chávez redujo significativamente los fondos de reserva al gastar alrededor de $28,000 millones para compensar la caída de los precios del petróleo en el 2009, sin poder evitar la primera recesión nacional en siete años, indicaron informes oficiales.

Según un documento del Ministerio de Economía y Finanzas, Chávez gastó $12,400 millones del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), y $7,200 millones de un fondo de $12,000 millones creado en conjunto con China, para compensar el déficit presupuestario debido a la caída de los ingresos petroleros el pasado año.

Adicionalmente, utilizó $8,600 millones de una emisión de deuda local e internacional, con fines de compensación del desplome del crudo, que registró un descenso de 67 por ciento como promedio el año pasado.

La emisión de bonos elevó la deuda venezolana de 13.8 por ciento al 17.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que las reservas internacionales de Venezuela experimentaron una reducción del 21 por ciento en los primeros cuatro meses del 2010, indicó el informe ministerial.

El gobierno ha justificado parte de los gastos afirmando que se están haciendo para desarrollar obras de impacto social.

Por ejemplo, el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), a través del Fondo Conjunto Chino Venezolano (FCCV), ha invertido más de $3,700 millones ‘‘para la ejecución de 21 proyectos de infraestructuras de los ministerios del Poder Popular para Agricultura y Tierras, Salud, Energía y Petróleo, Industrias Básicas y Minería y Obras Públicas y Viviendas'', indicó la Agencia Bolivariana de Noticias.

Sin embargo, es un hecho que el creciente gasto fiscal está dejando al gobierno sin efectivo, según varios economistas.

"El gobierno se está quedando sin dinero porque gastó casi todos los fondos que tenía'', dijo a El Nuevo Herald José Guerra, economista que trabajó para el Banco Central de Venezuela (BCV) y que ahora enseña en la Universidad Central de Venezuela.

Guerra dijo que a pesar del enorme gasto fiscal, los recursos no tuvieron un efecto reactivador de la economía nacional, debido a que "los gastos se hicieron en el exterior para comprar armamento e importar alimentos''.

"Los fondos acumulados entre 2005 y 2009 han estado reduciéndose y en buena parte ya fueron gastados en 2009'', dijo Juan Pablo Fuentes, economista de la firma de análisis Moody's, en Pennsylvania, en un reporte de Bloomberg.

Fuentes dijo que debido a este gasto, el gobierno tiene menos dólares este año. Esta carencia se ha hecho evidente en sectores como las ensambladoras de vehículos, que dependen de la importación de partes y piezas.

Según la Cámara Automotriz de Venezuela, la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), que regula la entrega de dólares al sector privado, mantiene una deuda de $2,000 millones con las empresas ensambladoras en Venezuela, una situación que podría llevar a la suspensión del ensamblaje y a una caída en la producción de vehículos.

La crisis es tan aguda que el gobierno está buscando dinero fresco en todas partes.

Recientemente, firmó un convenio con China para la entrega de financiamiento por $20,000 millones, la mitad de esa cifra en yuanes, a cambio de cuotas de petróleo a futuro.

Venezuela también ha solicitado un crédito de $1,000 millones al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y actualmente negocia con Portugal una línea crediticia de $1,500 millones.

De acuerdo con Guerra, la situación ha llevado al gobierno a resolver la falta de dinero "de una manera muy riesgosa'': modificando la Ley del Banco Central de Venezuela para emitir dinero inorgánico.

"La reforma de esta ley le está dando al gobierno mucho dinero, pero el problema es que se trata de dinero sin respaldo, simplemente sacado por la imprenta del Banco Central, algo que nunca había pasado'', indicó Guerra.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments