Nation & World

Multimillonario de bienes raíces se suma a contienda por escaño de la Florida en el Senado

Si alguien pensaba que el enloquecido año electoral de la Florida no podría ser más descabellado, la entrada en escena del multimillonario inversionista de bienes raíces Jeff Greene, demócrata de Palm Beach que busca obtener un escaño en el Senado, desmiente esa teoría.

''Yo soy un forastero, el único candidato que no es un politico de profesión. He triunfado en el verdadero mundo del trabajo duro, mientras que los demás han triunfado solamente al aspirar a un cargo político'', dijo Greene, de 55 años, en un video donde anuncia su candidatura.

Greene dijo que se negará a recibir contribuciones de campaña de intereses especiales, y limitará las donaciones individuales a $100. Ello no parece ser un sacrificio enorme para él, ya que el año pasado la revista estimó su fortuna en $1,2500 millones. Su colorido perfil (en el 2008, Mike Tyson fue el amigo preferido en su boda, la ex madame de Hollywood Heidi Fleiss vivió en su casa tras salir de la prisión, y Greene hizo gran parte de sus millones apostando en el colapso inmobiliario que destruyó la economía de la Florida) normalmente haría poco probable una victoria para un candidato como Greene.

Pero en una contienda donde Kendrick Meek, el principal candidato demócrata, es poco conocido para la mayoría de los votantes, y la reciente candidatura independiente del gobernador Charlie Crist quiere decir que será una batalla entre tres candidates, la habilidad de Greene para saturar la televisión de la Florida con anuncios políticos pagados por él lo podrían convertir en una figura de importancia.

''Hay una gran diferencia entre lo que yo he hecho y lo que ha hecho Wall Street. Ellos están motivados por la avaricia y por tratar de ganar a cualquier costo. Por eso es que soy un ferviente partidario de los esfuerzos del presidente Obama para reformar nuestro sistema regulatorio financiero'', dijo Greene, explicamdo que invirtió en complejos créditos para proteger sus activos de bienes raíces cuando vio que la burbuja inmobiliaria comenzaba a querer explotar. ''Nunca me imagine que el mercado hipotecario podría explotar de la forma que lo hizo. Podría haber Ganado cientos de millones de dólares''.

El discurso de Greene es parecido al de otro oscuro candidato multimillonario que recientemente surgió a la luz pública en la Florida, el candidato republicano Rick Scott. Ambos cuentan con su condición de recién venido para ganar.

''Me siento tan frustrado como todos ustedes'', dice Greene en el video donde anuncia su candidatura. ''Durante mucho tiempo, los políticos profesionales que hemos enviado a Washington han jugado el juego del partido y nos han fallado. Todos los candidatos principales de la Florida que aspiran al Senado han estado en el gobiernen los últimos 10 años. Y durante ese tiempo las cosas han empeorado''.

Greene se convirtió en residente de la Florida sólo en el 2008, pero se jacta de las conexiones que en el estado. Cuando era estudiante universitario trabajó como camarero en el lujoso hotel The Breakers en Palm Beach, y su madre vive en Century Village, un modesto complejo de retirados no lejos de la mansión de 12,000 pies cuadrados que le compró en Palm Beach a Malcolm Glazer, dueño de los Tampa Bay Buccaneers el año pasado.

  Comments