Nation & World

Busca la policía a mujeres ladronas

A principios del siglo pasado era conocido como "beber un mickey", es decir servirle a alguien una bebida con una droga para dormirla, y luego robarle.

Ahora, la policía sospecha que algunas mujeres están dándole un giro nuevo a un delito viejo. En cuatro casos diferentes ocurridos en los condados Broward y Palm Beach y en los que se han visto involucrados seis hombres, coquetas mujeres, solas o en parejas, le han dado bebidas con somníferos a hombres mayores y les han robado más de $50,000 en joyas y en dinero en efectivo.

La policía de Palm Beach Shores, una pequeña localidad costera, está la que dirige la investigación sobre los robos, de los cuales uno tuvo lugar en su jurisdicción. El temor que existe, dijo el detective Paul Liccardo, es que una víctima pueda sufrir una sobredosis con las drogas, similar a lo que sucede con las drogas que se utilizan para violar.

"Una dosis excesiva podría resultar mortal", dijo Liccardo. "De ocurrir algo así, entonces el caso podría convertirse en un homicidio".

La policía no ha identificado a las víctimas, cuyas edades oscilan entre los 50 y los 60 años. Otros hombres no han querido informar los robos por miedo a que sus esposas o novias los descubran, apuntó Liccardo.

La principal sospechosa es una mujer de unos 30 a 35 años, de entre 170 y 180 libras y con unos 5 pies y 7 pulgadas. Fuma Marlboro mentolados y tiene un gran tatuaje en el hombro derecho. Ella y su cómplice tienen como objetivo relojes Rolex y joyas con diamantes, dijo Liccardo.

"Estas mujeres no son precisamente modelos", señaló el detective. "No son lo que la sociedad de esta época diría que equivalen a un 10".

Los robos recuerdan una serie de crímenes ocurridos a finales de los años 90 en el condado Palm Beach, cuando un hombre llamado el Bandido Rolex eligió como víctimas a mujeres con diamantes y relojes Rolex.

Las autoridades le piden a cualquier persona que tenga algún tipo de información sobre las sospechosas que llame a Crimestoppers, al teléfono 800-458-8477.

El diario Palm Beach Post contribuyó a este reportaje.

  Comments