Nation & World

Convictos capturados en Miami acusados de secuestrar a hombre de Tallahassee

Tres convictos escapados de una prisión de Louisiana secuestraron a un hombre en Tallahassee, lo llevaron a un área boscosa después de la medianoche del pasado 2 de abril y luego regresaron sin él, le dijo a las autoridades uno de los fugitivos tras haber sido arrestado.

Metidos de lleno en un frenesí criminal por toda la Florida, los fugitivos Quentin Truehill, Peter Hughes y Kentrell Johnson trataron de robarle al menos a una persona antes de tropezarse con Vincent Binder, según documentos judiciales que se dieron a conocer el martes. Uno de los convictos llevaba consigo un fusil, le dijo una de las víctimas a la policía.

Con el ánimo de hablar luego que los tres fueron arrestados en Miami, Kentrell Johnson le dijo a un detective de Tallahassee que Binder se les acercó en una estación de gasolina de Tallahassee para tratar de comprar marihuana.

Los tres recibieron bien al estudiante de 29 años de la Universidad Estatal de la Florida (FSU), lo montaron en el camión que habían robado y lo condujeron a un cajero automático con la intención de robarle. La tarjeta de débito de Binder no funcionó, y lo llevaron a varios cajeros más, le contó Johnson a la policía. Binder dijo que quería bajarse del vehículo.

Después lo llevaron a una gasolinera en el Condado Madison, y usaron su tarjeta de crédito para llenar el tanque del camión. Johnson dijo que había consumido muchas drogas y que se quedó dormido. Luego agregó que Truehill y Hughes llevaron a Binder a una zona boscosa y volvieron sin él.

``No debieron haberlo matado de esa forma'', dijo Johnson, según el informe del arresto. El detenido dejó de hablar cuando se dio cuenta de que la policía no había encontrado el cuerpo sin vida de Binder. Fue entonces que pidió ver a un abogado.

Si los convictos se dirigieron o no hacia el sur sin Binder, lo cierto es que no dejaron su tarjeta de crédito detrás. Los fugitivos utilizaron la tarjeta en cajeros automáticos y gasolineras de Jacksonville y otras áreas cercanas a la autopista I-95, lo que dejó un rastro que siguieron con facilidad los detectives que los buscaban.

El pasado 12 de abril, las autoridades arrestaron a los convictos en Miami y los llevaron de vuelta para Tallahassee.

Acusados inicialmente de asalto con agravantes con un arma letal, los tres, Truehill, Hughes y Johnson, ahora se enfrentan a un cargo de secuestro para facilitar un delito.

La búsqueda de Binder, que se mudó a Jupiter cuando tenía 11 años y se graduó de la secundaria de la localidad, aún continúa. Mientras los investigadores organizan su caso en contra de los convictos, familiares y amigos de Binder han montado a través de la internet una campaña popular para encontrar al joven.

El domingo, realizaron una vigilia por Binder en la secundaria Jupiter y establecieron un fondo de recompensa que se convertiría en un fondo de becas para la FSU si Binder no es encontrado con vida.

  Comments