Nation & World

Fuerzas de Irak y EEUU matan a dos líderes de Al Qaida

Las fuerzas iraquíes y estadounidenses mataron a las dos principales figuras de al-Qaida en Irak durante un ataque nocturno con misiles a una casa cerca de Tikrit, en una operación conjunta descrita el lunes por Estados Unidos como un golpe significativo a la insurgencia.

La muerte de ambos líderes terroristas también es una señal de que las fuerzas de seguridad iraquíes están ganando fuerza, dijo el ejército estadounidense.

Al-Qaida se ha mantenido como una potente facción que sobretodo ha buscado sembrar el caos tras las elecciones parlamentarias del 7 de marzo y en un momento en que las fuerzas estadounidenses se preparar para volver a casa.

El primer ministro Nuri al-Maliki anunció las muertes de Abu Omar al-Baghdadi y Abu Ayyub al-Masri durante una rueda de prensa en Bagdad y mostró fotografías de sus cuerpos ensangrentados a los periodistas. Las muertes fueron confirmadas después por las fuerzas armadas estadounidenses en un comunicado.

El líder iraquí dijo que las fuerzas armadas rodearon las casa y usaron misiles para matar a ambos milicianos, quienes se escondían en un piso franco.

El ejército estadounidense dijo que un helicóptero se estrelló durante la redada, matando a un soldado estadounidense.

El vicepresidente estadounidense Joe Biden dijo en Washington que la muerte de ambos líderes de al-Qaida es un golpe "potencialmente devastador'' para la red terrorista.

El comandante Raymond Odierno del ejército norteamericano usó palabras similares.

"La muerte de estos terroristas es potencialmente el golpe más significativo a al-Qaida en Irak desde el inicio de la insurgencia'', dijo. "Aún queda trabajo por hacer pero este es un paso significativo hacia adelante en el intento de librar a Irak de los terroristas''.

En Washington, el portavoz del Pentágono Bryan Whitman dijo que la operación mostró la cada ver mayor capacidad de las fuerzas iraquíes.

Al-Masri era el líder nacional de al-Qaida en Irak, de la cual tomó el control después de que su fundador de origen jordano, Abu Musab al-Zarqawi, muriera durante un ataque estadounidense en junio de 2006.

El nombre real de Al-Masri era Abdul-Monim al-Badawi, según un comunicado de 2009 de al-Qaida describiendo la organización de la nueva junta directiva.

Al-Qaida en Irak ha sido dirigida principalmente por extranjeros pero los iraquíes forman su columna vertebral. Varios cálculos señalan que en su punto álgido la organización contaba con casi 10,000 milicianos.

La figura de Abu Omar al-Baghdadi estaba rodeada de muchas conjeturas porque supuestamente estaba preso desde el 23 de abril pasado, según anunció entonces el gobierno de Irak.

De hecho, alguien con ese nombre apareció en la televisión pública iraquí el 18 de mayo del 2009 confesando que era el líder terrorista.

Esa supuesta confesión se produjo después de que cinco días antes, en un mensaje difundido por foros de internet, una persona que se identificaba como el verdadero Al-Baghdadi negó haber sido detenido y afirmó que se encontraba en libertad.

Algunos analistas, incluso, habían asegurado que no existía una persona con ese nombre, sino que identificaba a varios individuos o a un colectivo.

El anuncio se conoce mientras Irak está a la espera de que se confirmen los resultados de las elecciones parlamentarias del 7 de marzo, en las que la coalición de al-Maliki, el Estado de Derecho, quedó en segundo lugar.

La información se produjo poco después de que la Comisión Electoral anunciara un recuento de los votos de la provincia de Bagdad, con el fin de comprobar si, como sospecha el grupo de al-Maliki, hubo irregularidades en el primer escrutinio.

  Comments