Nation & World

Aerolíneas europeas realizan vuelos de prueba

Tras cuatro días de parálisis casi total en el transporte aéreo europeo por las nubes de cenizas que desprende un volcán islandés, las companías aéreas realizaron el domingo vuelos de prueba presionando al mismo tiempo a las autoridades para que reabran el espacio aéreo.

Los ministros de Transporte de la Unión Europea sostendrán una reunión extraordinaria este lunes por videoconferencia para abordar el tema, indicó el ministro español del área, país que asume la presidencia rotativa del bloque.

La Comisión Europea intentó durante el fin de semana que se reabran rutas aéreas desde este lunes, presionada a su vez por las compañías aéreas impacientes por poner fin a esta costosa inmovilización.

El secretario de Estado español para los Asuntos europeos, Diego López Garrido, afirmó que la mitad de los vuelos previstos el lunes en Europa îîpodrían efectuarse''.

Las principales asociaciones de compañías aéreas europeas y de administradores de aeropuertos, la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA) y el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) sección europea, pidieron a las autoridades una îîreevaluación inmediata'' de las restricciones a los vuelos por el paso la nube de cenizas que ya afectó hasta Turquía, país que empezó a aplicar restricciones de vuelo.

Desde el jueves, unos treinta países europeos dispusieron el cierre total o restringieron su espacio aéreo a medida que avanzó la nube de cenizas que desprende el volcán Eyjafjöll, en el sur de Islandia. Las precauciones se deben a que las cenizas pueden dañar los reactores de los aviones.

Las dos compañías aéreas más importantes de Alemania, Lufthansa y Air Berlin, criticaron con fuerza a las autoridades por la ausencia de cálculo de la concentración de cenizas en la atmósfera.

Ambas compañías realizaron vuelos en el interior de Alemania sin pasajeros y observaron que îîningún daño'' fue registrado en los aviones. îîAparentemente hasta los 8,000 metros no hay cenizas volcánicas'', dijo un portavoz de Lufthansa.

El ministro alemán de Transporte, Peter Ramsauer, rechazó estas críticas y consideró que una decisión en sentido contrario habría sido îîirresponsable''.

Siguiendo el ejemplo alemán, la francesa Air France procedió a operar vuelos de prueba el domingo y el primero de ellos no permitió detectar îîninguna anomalía''.

La compañía holandesa KLM estimó por su parte que el espacio aéreo europeo es îîseguro'', luego de efectuar una serie de pruebas.

De la misma manera British Airways procedió a realizar vuelos de prueba.

Estas iniciativas coincidieron con una menor restricción a los vuelos en varios países. Todos los aeropuertos españoles, la mayoría de los croatas y los del sur de Francia reabrieron el domingo por la tarde, se sumaron luego seis de los 16 aeropuertos alemanas por unas horas y seis de Polonia. Noruega reabrió prácticamente todo su espacio aéreo, Austria y Polonia parcialmente.

Desde el jueves fueron cancelados unos 63,000 vuelos en el espacio aéreo de Europa, de los cuales unos 20,000 este domingo, según un balance emitido al mediodía por el organismo europeo de control aéreo, Eurocontrol.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) dijo el sábado que los daños provocados al tráfico aéreo mundial superan los sufridos tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York y Washington.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) calculó en $200 millones diarios las pérdidas de las aerolíneas.

La erupción del volcán Eyjafjöll, que está debajo de un glaciar lo que multiplica sus efectos, no daba signos de un regreso a la normalidad. Los expertos advirtieron que podría durar varias semanas.

En medio de este caos, millones de pasajeros permanecían bloqueados en el mundo mientras que otros intentaban llegar a destino por medios terrestres o marítimos.

Un portavoz de IATA avanzó una îîestimación muy prudente'' de la cantidad de pasajeros bloqueados en el mundo: 750,000 personas por día. Fue calculada el viernes sobre la hipótesis de la perturbación de sólo la mitad del tráfico europeo.

  Comments