Nation & World

Miles de boricuas confundidos por nuevas actas de nacimiento

Para Elvin González, ayudante de chef jubilado, es un inconveniente que las actuales actas de nacimiento de los puertorriqueños nacidos en la isla expiren en julio. Pero sabe de primera mano que la medida es necesaria.

"La razón es el fraude. Muchos certificados de nacimiento de Puerto Rico se han vendido o han sido robados por delincuentes que se roban las identidades de los puertorriqueños'', dijo González, que ha vivido en Miami durante 40 años. "Yo y mi familia hemos sido víctimas de esto después de que un familiar vendiera a otra persona su propio certificado de nacimiento y su número del Seguro Social, cosa que nos ha acarreado muchos problemas''.

González, de 63 años, es uno de miles, quizá cientos de miles de puertorriqueños en Estados Unidos que proyectan solicitar un nuevo certificado de nacimiento bajo una ley aprobada por legisladores de la isla en diciembre. La medida ha creado confusión y cierta consternación entre los cientos de miles de puertorriqueños que viven en la Florida.

Mientras que las autoridades de Puerto Rico no desean un aluvión de solicitudes de nuevos certificados al mismo tiempo, entrevistas con varios puertorriqueños en el sur de la Florida esta semana indican que muchos enviarán sus peticiones tan pronto se abra la ventanilla de nuevos certificados el 1ro. de julio.

"Hemos recibido muchas llamadas por teléfono de puertorriqueños de aquí y de Tampa y Orlando preguntando sobre la medida'', dijo Luis de Rosa, presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico del sur de la Florida, oficina de Miami. "Hay mucho interés en el asunto y mucha gente quiere mucha información porque no entiende qué debe hacer''.

De Rosa agregó que espera que muchos soliciten su nuevo certificado en cuanto se empiecen a expedir los nuevos documentos en julio. Para contestar interrogantes, De Rosa proyecta realizar una reunión pública el 12 de mayo en la oficina distrital de la comisionada condal Rebeca Sosa, de 5:30 a las 7:30 p.m. en 1000 SW 57 ave., suite 201.

Otras organizaciones comunitarias, como la Puerto Rican Professional Association (Profesa), también han planificado eventos informativos, según anunció Sandra Rosa, presidenta del capítulo del sur de la Florida.

Luis Balzac, director de la oficina de Puerto Rico para asuntos federales en Nueva York, exhortó a los puertorriqueños a no apresurarse y enviar todos al mismo tiempo solicitudes de nuevos certificados de nacimiento. Las autoridades de la isla quieren desalentar una posible avalancha de peticiones que desborde la capacidad de expedición de documentos.

"Las personas deben preguntarse a sí mismas cuándo fue la última vez que usaron sus certificados de nacimiento, y si no pueden acordarse entonces no lo necesitan hacer de inmediato'', dijo Balzac. "Lo pueden hacer en una fecha más tarde''.

Solicitar un pasaporte o renovar una licencia de conducir son gestiones que los puertorriqueños entrevistados el martes consideran necesarias en el futuro cercano.

Al solicitar un pasaporte o licencia por primera vez sí es necesario presentar un certificado de nacimiento. Sin embargo, para renovar un pasaporte o una licencia de la Florida no es necesario someter el acta de nacimiento como documento principal de identificación.

Los pasaportes de Estados Unidos por lo general se pueden renovar con la presentación del pasaporte previo expirado.

En la Florida, un pasaporte o un acta de nacimiento se encuentran entre los documentos requeridos para renovar una licencia.

Los puertorriqueños son ciudadanos de Estados Unidos por nacimiento y por ende no necesitan documentos migratorios para mudarse de la isla al continente.

Hay entre 1.4 y 1.5 millones de puertorriqueños nacidos en la isla en el continente. De los 700,000 en la Florida, hay unos 200,000 en Broward y Miami-Dade. Se considera que la Florida tiene la segunda concentración de puertorriqueños en territorio continental.

Funcionarios de Puerto Rico achacaron al fraude la necesidad de invalidar los actuales certificados de nacimiento de los nacidos en la isla. Entre los usos ilegales que se da a los certificados de nacimiento se cita su reventa a extranjeros que quieren emigrar a este país.

Ryan Dooley, director regional de la oficina de pasaportes en Miami, testificó ante una comisión del Senado de Puerto Rico en septiembre sobre tres casos en los cuales dominicanos indocumentados había presentado certificados puertorriqueños para solicitar pasaportes.

Adam Levin, presidente de la compañía Identity Theft 911, calificó a la medida puertorriqueña de "draconiana'', pero quizá indispensable en vista del nivel de fraude que involucra a los certificados de nacimiento de la isla.

"Hay un enorme valor adscrito a las actas de nacimiento emitidas en Puerto Rico porque son una puerta al pasaporte de Estados Unidos para personas que no deben tenerlo'', dijo Levin.

La mayoría de la docena de puertorriqueños entrevistados en el sur de la Florida estuvieron de acuerdo con la medida, y admitieron que los protegerá contra el robo de identidad.

"La nueva ley no es una medida discriminatoria'', dijo Rosa, de Profesa. "Al contrario, es una respuesta legítima de nuestra isla a la delincuencia de décadas, y a los problemas sociales y de seguridad que acarrea''.

  Comments