Nation & World

El PSOE y el PP recalcan sus diferencias en tema cubano

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en el poder, y la principal fuerza opositora, el Partido Popular (PP), marcaron el sábado sus diferencias sobre la política de la Unión Europea (UE) respecto a Cuba, con llamadas del primero al diálogo y del segundo a reforzar el apoyo a la disidencia en el país caribeño.

La actual política europea hacia la isla, instaurada a iniciativa del ex presidente del gobierno español José María Aznar (del PP) en 1996, vincula esa relación con las autoridades cubanas a que haya gestos en favor de una apertura democrática, y defiende sin ambages el diálogo con la disidencia.

El actual gobierno español, que ocupa la presidencia de turno de la UE este semestre, apuesta por un mayor diálogo de Bruselas con La Habana y subraya la conveniencia de convertir la posición común europea en un acuerdo bilateral que también comprometa a Cuba con el respeto de los derechos humanos y la liberación de los presos políticos.

La discrepancia en el panorama político español sobre la postura que debe defenderse ante la isla caribeña se ha avivado tras la posposición de la cumbre UE-Cuba, que estaba prevista para el próximo 6 de abril en Madrid.

En declaraciones a EFE, la responsable de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, dijo el sábado que conviene convocar la reunión para este mes o, como muy tarde, para mayo, antes de que se contemple en junio la revisión de la posición común de la UE.

La posición común ‘‘está superada por los acontecimientos y viene a ser una gran hipocresía en el fondo; nadie respeta la posición común, ni siquiera quienes se rasgan las vestiduras diciendo que no hay que modificarla'', añadió.

"Es tiempo de quitarse las caretas'', porque "no defienden más la libertad y la democracia en Cuba aquellos que se niegan al diálogo con este país que los que quieren fomentarlo'', insistió.

Para Valenciano, es muy importante atender las voces de los disidentes y también las de quienes no son contrarios a la revolución pero creen que ha llegado el momento de hacer cambios.

No obstante, la dirigente socialista agregó su convencimiento de que el cambio en Cuba "vendrá de dentro, no de fuera'', por lo que pidió "paciencia, comprensión y respeto'' por ese proceso interno.

En otras declaraciones a EFE, la portavoz del PP en la Comisión Mixta para la UE, Soledad Becerril, se mostró en cambio partidaria no sólo de mantener la posición común de la UE, sino de reforzarla para hacer más firme el apoyo a las libertades y a la disidencia en la isla.

Becerril dijo que el actual marco de relaciones con el régimen castrista de vincular el diálogo a los gestos en favor de apertura democrática hay que defenderlo "a diario, fuerte, alto, claro y sin complejos''.

La portavoz del PP pidió al gobierno español que desista en su intento de modificar la posición común durante la presidencia de la UE.

A su juicio, el plan del ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y su inclinación al diálogo con los hermanos Raúl y Fidel Castro "no se sabe a lo que conduce''.

Es preciso "ser exigentes con el régimen cubano. Europa ya ha superado los complejos y miramientos que tuvo hacia dictaduras años atrás'', aseveró.

  Comments