Nation & World

Cubana de Aviación es centro de escándalo de corrupción

Un escándalo de corrupción del que se hablaba desde hace tiempo en La Habana involucra el empleo extraoficial de aviones del gobierno para trabajos en el extranjero, y sus beneficios iban a parar a funcionarios cubanos, según el blog del reportero de la British Broadcasting Corp. (BBC) en La Habana, Fernando Ravsberg.

"Dicen en Cuba que en el socialismo todos son dueños de los medios de producción, un principio que al parecer se tomaron al pie de la letra varios importantes directivos,", escribió el jueves Ravsberg.

Las noticias del escándalo han estado circulando por La Habana y en la blogósfera desde la destitución del presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba, general Rogelio Acevedo, un viejo revolucionario, aunque los medios oficiales no han informado nada sobre el caso.

Ravsberg fue el primer periodista profesional en Cuba en escribir sobre el escándalo, al citar "personas del aeropuerto, de aduanas, de transporte y de agencias de viajes'' como sus fuentes no identificadas, en su página online en la BBC, Cartas desde Cuba.

Observadores de Cuba comentaron que la corrupción refleja una significativa falta de control por parte del gobierno de Raúl Castro, y muestra que incluso altos funcionarios del gobierno ya no adoptan la austeridad y el altruismo que exigía anteriormente la revolución.

"Hace 20 años, eso no pasaba simplemente'', afirmó Alina Fernández, comentarista de la radio de Miami e hija de Fidel Castro. "No puedes poner a la gente en formol ideológicamente. El credo revolucionario se abandonó hace tiempo''.

Ravsberg, quien ha sido por varios años el hombre de la BBC en La Habana, escribió que cada nuevo detalle que conoció sobre el escándalo era "más alucinante que el anterior''.

Aviones propiedad de la aerolínea gubernamental Cubana de Aviación "vendieron clandestinamente espacio a compañías latinoamericanas para transportar sus mercancías de un país a otro, y los directores se embolsaron todo el dinero'', reportó Ravsberg. Incluso enviaron aviones en viajes no programados para transportar sus artículos.

Cuando querían más dinero, agregó, "comenzaron entonces a informar que una u otra nave se encontraba reparándose en Canadá, cuando en realidad las tenían transportando pasajeros en otros destinos''.

"Sus aspiraciones empresariales eran tales que al parecer se decidieron a comprar aviones pequeños para ‘robarle' el mercado a Cubana de Aviación. La primera transacción sería en México y la aeronave costaba varios millones de dólares'', escribió Ravsberg.

Agentes de la Seguridad del Estado interrogan actualmente a "muchas personas'' en el notorio centro de detención de Villa Marista, en La Habana, y hay versiones de que cada día se arresta a más funcionarios como resultado de las confesiones de los primeros detenidos, añadió el periodista.

Ravsberg no suministró nombres de los detenidos, por razones "éticas'', pero dijo que no se sorprendería si los funcionarios que sustituyeron a los detenidos resultaran eventualmente encarcelados.

Varias versiones del escándalo publicadas en blogs han mencionado a Max Marambio, un rico izquierdista chileno, amigo desde hace mucho tiempo de Fidel Castro y propietario de la compañía de viajes turísticos Sol y Son.

La directora de su oficina en La Habana, Lucy Leal, fue arrestada el mes pasado, según le informó a El Nuevo Herald un miembro de la industria de viajes que pidió el anonimato para proteger contactos empresariales en Cuba. La secretaria de Leal le dijo a El Nuevo Herald que ella "no está trabajando'', pero declinó hacer más comentarios.

Ravsberg escribió que el escándalo de corrupción, aunque mayor de lo habitual, "no es una excepción sino parte de la regla'' y agregó que "la corrupción interna parecería el mayor reto del presidente Raúl Castro''.

"Incluso muchas de las reformas impulsadas por el actual gobierno son ‘entorpecidas' por esta burocracia corrupta cuyo interés principal es que todo siga como está'', agregó.

"Son los pescadores que forjan sus fortunas en el río revuelto de la economía nacional'', dijo. "Ellos no tienen ideología, defienden el sistema en tanto éste les dé ganancias y esperan pacientes su fin para hacerse dueños de las empresas que dirigen''.

  Comments