Nation & World

Cómo reaccionan los médicos a la reforma de salud

Las reacciones de los médicos a la reforma de la salud pública del presidente Obama son tam complejas y variadas como la ley misma y dependen, en gran medida, del tipo de medicina que practiquen.

Los médicos primarios se beneficiarán "absolutamente'' de la ley, dijo Lori Haim, presidenta de la American Academy of Family Physicians. Dijo estar esperando con particular interés un bono de 10 por ciento de Medicare a los médicos primarios durante los próximos cinco años.

"Todavía hay una discrepancia de pago del doble o del triple entre los médicos primarios y los especialistas, así que 10 por ciento es sólo una gota en el proverbial cubo'', djo Hein. "Pero es el empezar que necesitamos''.

Algunos radiólogos está irritados por las rebajas de Medicare en las imágenes médicas. Las nuevas reglas basan los reembolsos en la suposición de que los equipos de imágenes médicas, que valen más de $1 millón, incluyendo las máquinas de CR scan y MRI en los centros para pacientes no ingresados, se usarán en el 75 por ciento del tiempo durante las horas de oficina. En la actualidad, los pagos reflejan la suposición de que los equipos se están usando durante el 50 por ciento del tiempo.

Las clínicas pequeñas, especialmente en áreas rurales donde los equipos so necesrios pero se usan con menos frecuencia, van a tener que luchar, dijo James Thrall, presidente de la American College of Radiology's Board of Chancellors. Mientras más grande sea la brecha entre 75 por ciento y el tiempo real en que un proveedor use los escaners, mayor va a ser la rebaja de los reembolsos.

"Es una pena porque la tendencia en los últimos 30 años ha sido sacar la atención médica del costoso escenario hospitalario y ubicarla en la atención de pacientes externos, que es más barata'', dijo Thrall. "Esto va a tener el efecto opuesto''.

En general, dijo, sus colegan se sienten "bastante optimistas''. "En general, los hospitales y los médicos deben beneficiarse de esta ley, y los pacientes debieran beneficiarse porque van a poder conseguir atención preventiva y no apoyarse en los salones de emergencia''.

"La ley no va a afectar a los proveedores y a los hospitales tan gravamente como a las compañías de seguros, y los cambios van a ser menos inmediatos. Pero al ampliar la cobertura en 32 millones de personas más para 2019, va a ser menos probable que los bospitales y los médicos vayan a tener que cargar con el costo de tratar a pacientes no asegurados. La Asociación Médica de EE. UU> estima que los médicos suministraron $24,000 millones en atención caritativa en 2008, gran parte para pacientes no asegurados.

Los no asegurados típicamente se apoyan en los salones de emergencia porque son los únicos lugares donde hay que tratar a cualquiera que se presente, independientes de que pueda pagar o no. Los salones de emergencia van a estar menos llenos a largo plazo, especuló el médico de atención de emergencia Arthur Lellerman, pero espera que las cosas van a seguir como están durante algunos años.

"El éxito o el fracaso de esta ley está "firmemente en las manos'' de los médicos y los hospitales, dijo Kellerman. El fue un decano adjunto en Escuela de Medicina de Emory en Atlanta, y médico en el Hospital Grady Memorial de esa ciudad antes de empezar este mes como investigador de la Rand Corp.

"¿Vamos nosotros, los médicos americanos, a ver esta ley como una oportunidad para finalmente hacer bien las cosas y ser serios sobre la calidad y el costo? ¿O vamos a tratar de ver más pacientes, recetar más medicinas y hacer má*s pruebas sin ninguna preocupación por el costo a los contribuyentes?", se preguntó.

El oncólogo Allen Mondzac, del Centro Médico de la Universidad George Washington, se está preparando para una "avalancha'' de nuevos pacientes, resultado de añadir millones de nuevos asegurados al sistema de salud pública. Piensa que su departamento va a tener que aumentar su personal.

El cardiólogo Marco Mercader está preocupado porque su departamento va a tener que rebajar su personal debido a las rebajas en los reembolsos de Medicare.

  Comments