Nation & World

Ladrón cibernético de Miami condenado a 20 años de cárcel por robar millones de dólares

Albert González, el ladrón cibernético de Miami que oraganizó el mayor robo de tarjetas de crédito en la historia de Estados Unidos, fue sentenciado a 20 años de cárcel el jueves en una corte federal de Boston por su papel en penetrar en los sistemas de computadora de importantes compañías para apoderarse de millones de dólares en números de tarjetas.

El mago cibernético admitió el año pasado haber entrado en las redes de tiendas como TJX Cos., BJ's Wholesale Club, Dave & Buster's y otras más, y dijo que le robó a las tiendas, aseguradoras y bancos cerca de $200 millones.

``Lo cierto es que estremeció una parte de nuestro sistema financiero'', dijo el fiscal Stephen Heymann.

Poco antes de ser sentenciado por la jueza Patti Saris, González, de 28 años, le pidió disculpas a su madre, padre, y hermana que estaban sentados en la primera fila de la sala del tribunal. Su padre sollozó, y se secó los ojos con un pañuelo.

González dijo que no cometió sus delitos por avaricia, sino más bien ``debido a mi incapacidad para parar mi ambición'', y también ``por mi adicción a la internet''.

``Sólo me culpo a mí mismo, a nadie más'', dijo.

González declaró que no pensó mucho en las personas a quienes les robó los números de sus tarjetas de crédito y de débito. ``Siempre pensé que eran las instituciones financieras las que tenían que pagar'', dijo.

Durante los años que estuvo llevando a cabo sus delitos, las autoridades afirmaron que González logró amasar una fortuna de $2.8 millones que utilizó para comprar un condominio en Miami, un automóvil, varios relojes Rolex, y un anillo de Tiffany para su novia.

González dijo que él y dos coacusados extranjeros manejaban por la U.S. 1 en Miami, cerca de tiendas con una computadora laptop, apoderándose de los números de tarjetas de crédito que tenían señales vulnerables de internet.

El trio después instalaba programas que robaban los números de las tarjetas que más tarde vendían en otros países.

Fue la sentencia más severa jamás dada por un delito cibernético en una corte de EE.UU., dijo Mark Rasch, ex jefe de la Oficina de Delitos Cibernéticos del Departamento de Justicia.

Saris sentenció a González a dos condenas de 20 años que correrían al mismo tiempo, una por un caso de Massachusetts que incluía robos a las tiendas de Framingham TJX Cos., OfficeMax, así como otras más, y la otra condena por un caso de Nueva York donde estaba Dave & Buster's.

Bajo los acuerdos de culpabilidad, González deberá entregar más de $2.7 millones de los $2.8 millones que, según las autoridades, robó. De igual modo, deberá entregar su condominio, auto, el anillo de Tiffany, y los relojes Rolex que les regaló a su padre y amigos.

El año pasado, investigadores desenterraron cerca de $1.1 millones en dinero en efectivo que González enterró en bolsas plásticas en el patio trasero de la casa de sus padres en el suroeste del Condado Miami-Dade.

El abogado de González dijo que los padres del hombre no sabían que su hijo había enterrado el dinero en el patio.

  Comments