Nation & World

Obama sube el tono y pide fin de la represión en Cuba

El presidente Barack Obama, en su más acerba censura de la represión a la disidencia en Cuba, expresó el miércoles que La Habana había usado un "puño cerrado'' contra "quienes se atreven a expresar los deseos de sus conciudadanos cubanos''.

Obama pareció dar a entender además que sus esfuerzos de mejorar las relaciones de Estados Unidos con el gobierno de Raúl Castro han perdido impulso ante la reciente cadena de medidas duras tomadas por La Habana.

"En el transcurso del año pasado he dado pasos para extenderle la mano al pueblo cubano y expresar mi deseo de propiciar una nueva era de relaciones entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba'', expresó una declaración de cuatro párrafos publicada por la Casa Blanca.

"Sigo comprometido con el respaldo al simple deseo del pueblo cubano de determinar libremente su futuro y gozar de los derechos y libertades que definen al continente americano'', añadió, sin mencionar un compromiso similar de mejorar las relaciones entre los gobiernos.

La declaración es la condena más dura al gobierno cubano desde que Obama asumió la presidencia. La primavera pasada Obama eliminó las restricciones de viaje y envíos a Cuba para los cubanoamericanos y comenzó conversaciones bilaterales sobre inmigración y el servicio directo de correo.

La declaración de Obama ocurre un mes después de la muerte del preso político Orlando Zapata tras una huelga de hambre de 83 días y una semana después que fuerzas de la Seguridad del Estado y civiles simpatizantes del gobierno cubano reprimieron por la fuerza en La Habana una marcha de las Damas de Blanco, familiares de disidentes encarcelados.

Los casos de Zapata y las Damas de Blanco "y la intensificación del hostigamiento a quienes se atreven a expresar los deseos de sus conciudadanos cubanos son sumamente preocupantes'', dijo el Presidente.

"Estos sucesos destacan que, en vez de aprovechar la oportunidad de entrar a una nueva era, las autoridades cubanas siguen respondiendo a las aspiraciones del pueblo cubano con el puño cerrado'', agregó.

"Hoy sumo mi voz a la de personas valientes en toda Cuba y un coro cada vez más numeroso en todo el mundo que exigen el fin de la represión, la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos y el respeto a los derechos básicos del pueblo cubano'', declaró el Presidente.

La declaración provocó elogios inmediatos de los que favorecen mantener duras sanciones sobre el gobierno cubano.

"Le agradecemos al presidente Obama su declaración en solidaridad con el pueblo cubano y que reconozca el aumento la represión por parte de la dictadura'', expresó una declaración de los representantes republicanos Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln y Mario Diaz-Balart.

"Ahora más que nunca es hora de exigir solidaridad internacional y aumentar la asistencia a los valientes héroes que luchan por la libertad y la democracia dentro de Cuba'', declararon.

Mauricio Claver-Carone, director del Comité de Acción Política por la Democracia EEUU-Cuba, que está a favor de las sanciones, dijo que Obama "debe ser elogiado por ponerse de parte del pueblo cubano en su histórica campaña por un CAMBIO democrático''.

"Con esta declaración ha decidido ponerse de parte del futuro de Cuba, en lugar de aceptar incondicionalmente al régimen que sólo representa su presente y su pasado represivos'', escribió en un mensaje dirigido a El Nuevo Herald.

El representante Kendrick Meek, demócrata por la Florida y candidato al Senado federal, dijo que el Presidente había "puesto en claro que Estados Unidos está junto al pueblo de Cuba, que no está solo en su lucha por la libertad y la justicia''.

"El gobierno de Castro es responsable por sus acciones y por su aislamiento'', añadió Meek.

"El Presidente ha tratado de mejorar las relaciones con el gobierno cubano, y no ha funcionado'', dijo Andy Gómez, miembro de la dirección del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments