Nation & World

Madre de opositor Zapata teme que autoridades cubanas roben restos de su hijo

La madre del fallecido opositor cubano Orlando Zapata Tamayo, Reyna Tamayo, dijo hoy que teme que los restos de su hijo sean robados por las autoridades cubanas y reiteró su exigencia de que sean exhumados por médicos internacionales, pues no confía en los del país.

Reyna Tamayo, en declaraciones a la emisora Zol 106.5, recordó que al cumplirse un mes de la muerte de su hijo aún no le han entregado el acta de defunción ni los resultados de la autopsia.

La madre de Zapata Tamayo, integrante del grupo disidente Damas de Blanco, exige al régimen de Raúl Castro la exhumación del cuerpo para poder llevar a cabo una investigación que esclarezca las causas de la muerte.

''Son unos cínicos. No tengo la defunción de mi hijo, no tengo el certificado de autopsia. Yo lo necesito, no sé exactamente de qué murió mi hijo'', precisó.

También dijo que teme por la seguridad de su familia, en especial la de sus hijos, pero aún así "Las Damas de Blanco seguirán su lucha'', agregó.

''Las Damas de Blanco vamos a seguir caminando, vamos a seguir pidiendo la libertad de los hermanos que se encuentran en las prisiones y no les tenemos miedo'', agregó.

La activista expresó su dolor al cumplirse el primer mes de la muerte de su hijo. ‘‘Me llevaron a mi hijo, mi joven negro. Son asesinos, son asesinos los hermanos Castro. No se les puede dar perdón. Hay que ponerles manos duras porque me asesinaron a mi hijo y seguirán asesinando'', clamó.

Y exclamó: "Zapata vive, Zapata vive''.

Reyna Tamayo reiteró también su denuncia de que Orlando Zapata fue golpeado y torturado en prisión y aseguró que el Gobierno de Castro "hace tiempo que lo quería desaparecer''.

''Le suspendieron a mi hijito el agua por 18 días y no dejaban que su familia lo viera'', dijo la mujer, quien recordó que consiguió ver a su hijo "a los 56 días'', tras muchos esfuerzos.

Denunció que su hijo fue golpeado en la prisión el 29 de agosto, el 24 de septiembre y el 26 de octubre y aseguró que los autores de las agresiones querían "acabar con ese negro'', en referencia al opositor, quien todavía tenía marcas en su cuerpo a causa de los golpes cuando fue enterrado.

''El Gobierno dio todos los pasos para matar a mi hijo, eso estaba premeditado'', agregó.

  Comments