Nation & World

Casetas de peaje de Miami-Dade serán totalmente electrónicas

La Dirección de Carreteras de Miami-Dade informó que la caseta de peaje en la autopista Gratigny Parkway está fijada para cerrarse el próximo 7 de junio, lo que la convertirá en la primera caseta del sur de la Florida que dejará de aceptar dinero en efectivo, y comenzará a recaudarlo de forma electrónica.

Poco más de un mes más tarde, probablemente en julio, la caseta de peaje del Don Shula Expressway en el sur de Miami-Dade también concluirá sus funciones. Ese mismo día, el Snapper Creek Expressway, que conecta al Don Shula con la carretera U.S. 1, cobrará peaje por primera vez. Ambas vías recaudarán el dinero electrónicamente.

La decisión de cerrar las casetas de peaje en el Gratigny y el Don Shula, además de la instalación de grandes equipos Electrónicos en Snapper Creek, significa un hito importante en la estrategia de la Dirección de Carreteras de Miami-Dade para terminar con la recaudación de dinero en efectivo en las autopistas y carreteras.

Otras vías que harán lo mismo serán las carreteras estatales 112 y 836, respectivamente, así como las autopistas Airport y Dolphin. Funcionarios de la Dirección dijeron que la carretera 112 adoptaría el mismo método para el 2012, y la 836 tal vez para el 2013.

Las fechas para cerrar las casetas de peaje del Gratigny y del Don Shula son por el momento tentativas, según funcionarios de la agencia condal. Que los funcionarios se puedan ajustar o no a dichas fechas depende mucho del estado del tiempo, y de otros factores o problemas de última hora.

La Extensión de Homestead del Turnpike de la Florida desde Florida City hasta la línea divisoria del Condado Broward también está programada para la conversión, y se cree que el largo tramo de 47 millas adoptaría el método electrónico para el año entrante, dijo esta semana Sonyha Rodriguez-Miller, portavoz del Turnpike.

Aunque para muchos automovilistas que en la actualidad pagan el peaje con dinero en efectivo, los cambios podrían resultarles una inconveniencia, funcionarios de la agencia consideran que a la larga, los conductores del Condado Miami-Dade se verán beneficiados con el nuevo método de pago.

Entre las principales razones que los funcionarios argumentan está la eliminación de las peligrosas sendas que curvean y convergen cerca de las casetas de peajes. Otros beneficios son evitar la pérdida de tiempo del chofer en busca de dinero, y un aire más limpio en el área, ya que no habrá una fila de automóviles en espera para pagar.

Cindy Polo-Serantes, portavoz de la Dirección de Carreteras de Miami-Dade, le dijo a El Nuevo

Herald que su agencia tiene planeado llevar a cabo una campaña masiva de información pública a través de periódicos, radio y televisión para comunicarles a los conductores que la era del peaje electrónico está al doblar de la esquina.

"Nuestra campaña está comenzando a tomar fuerza en estos momentos", apuntó Polo-Serantes para de este modo asegurarse de que los automovilistas no sean sorprendidos con los cambios.

Polo-Serantes agregó que la agencia también planea celebrar reuniones públicas en escuelas y centros comunitarios en los próximos meses para que la información se divulgue.

  Comments