Nation & World

Regresa el receso de primavera

Ya pueden verse algunos indicios de las vacaciones de primavera: playas bulliciosas, salones de tatuaje llenos, y una mañana tranquila en el Fairfield Inn y Suites en Cayo Hueso.

"El desayuno gratis es por lo general muy popular'', dijo Chris Majchrowicz, administrador general. Pero incluso con el hotel de 106 habitaciones lleno de jóvenes vacacionistas, Majchrowicz indicó que el servicio del desayuno ha disminuido casi 50 por ciento esta semana.

"Los muchachos se despiertan muy tarde'', agregó Majchrowicz.

Las vacaciones de primavera tienen sus propios indicadores económicos y les exigen a los estudiantes tomar decisiones, algunas más dolorosas que otras.

El negocio de perforaciones en la piel (‘‘piercing'') se ha triplicado en marzo en la tienda Salvation Tattoo Lounge en South Beach cuando los estudiantes universitarios pagan para abrirse agujeros en todo el cuerpo, pero sobre todo en el ombligo, la nariz, y las orejas. "Marzo es el mes de las grandes decisiones'' para los amantes del ‘‘piercing'', dijo la administradora Sarah Schoenemann sentada en un sofá de color púrpura en el establecimiento de Washington Avenue. "Paga por todo el resto del año''.

Gran parte de la industria turística cuenta con las vacaciones de primavera para obtener un buen impulso en las ganancias, toda vez que tienen lugar en el momento de mayor auge de la temporada de vacaciones del sur de la Florida.

Este año, los hoteles han experimentado una recuperación, con nuevas cifras de la firma Smith Travel Research que demuestran un aumento del 27 por ciento el mes pasado en Miami-Dade, sobre todo con la ayuda del Super Bowl que se celebró el 7 de febrero.

En el club LIV, del Hotel Fontainebleau, de Miami Beach, la administración reorganizó el horario para aprovechar las vacaciones de primavera.

Aunque usualmente cierra los lunes, el club trajo a la estrella de la costa de Nueva Jersey Mike "The Situation'' Sorrentino para celebrar una fiesta de vacaciones de primavera, y algunos alumnos han pagado $50 para entrar durante las horas de más público del día. "La demanda es una locura'', dijo David Grutman, socio de LIV. "Hemos abierto una casa repleta''.

Las ventas de tatuajes han aumentado durante las vacaciones de primavera, pero los amantes del "piercing'' dicen que sus negocios están más florecientes.

No sólo los bajos precios les resultan atractivos a los estudiantes universitarios --el "piercing'' típicamente cuesta entre $20 y $50 por agujero, mientras que un simple tatuaje cuesta unos $200-- , pero también es más fácil tomar la decisión.

"El aspecto de uno cambia en cuestión de minutos'', declaró Linda "Little'' Gilbert, de 24 años, que trabaja haciendo perforaciones en la tienda Miami Tattoo Co. en South Beach. "Y uno puede volver a tener el viejo aspecto en cuanto quiera''. Como sucede con muchos sectores de la economía turística, los expertos en "piercing'' viven una pequeña recuperación tras un difícil 2009. Pero este año las expectativas son altas, en tanto lugares como Salvation Tattoo Lounge aseguran que esperan que aumenten más perforaciones en la nariz y en las cejas.

"La cosa está mala'', dijo Eric Graham, empleado de Salvation que tiene siete perforaciones en las orejas y una en la lengua. "Cualquier dinero que la gente tenga lo utiliza en otras cosas en vez de hacerlo en piercings. Pero poco a poco, el negocio está empezando a recuperarse''. Las fuertes brisas y las frías temperaturas no han afectado las vacaciones en Cayo Hueso, indicó Majchrowicz, quien piensa que este año será el mejor para el hotel desde el 2007.

"Es el peor tiempo que hemos tenido en décadas'', dijo Majchrowicz. "El frío no se ha ido ni un día. No estamos haciendo reservaciones para los muchachos. No quieren salir a bucear. Ni a pescar. Duermen hasta tarde, se sientan alrededor de la piscina, y después van para el bar. Eso es todo''.

Para Pat Cox, empleado de la tienda de piercing Cool Cat Tattoo en Fort Lauderdale, casi siempre durante las vacaciones de primavera su negocio se duplica. Sin embargo, acepta que los tiempos de auge del piercing han quedado atrás.

Cox dice que la culpa la tienen los esfuerzos que ha realizado la ciudad de Fort Lauderdale para convertirse en un lugar menos popular de vacaciones de primavera. ‘‘En los años 90, yo hacía mucho más dinero. Entre $400 o $500 por turno'', dijo Cox, de 29 años. "Ahora tal vez gano $200 a la semana''. En la competitiva zona de tatuajes de Washington Avenue --donde ocho tiendas rivalizan entre sí en un tramo de siete cuadras--, el Miami Ink ha tenido dificultades, dijo el copropietario Chris Nuñez. "En las dos últimas dos vacaciones de primavera ha habido una gran diferencia'', declaró Nuñez, estrella del reality show (que desde entonces se canceló) que compartía el nombre con el establecimiento. "No ha habido tanto movimiento como en otros años''. Mientras que los artistas del tatuaje tienen que trabajar arduamente en los dibujos y utilizar su talento para colorear, los expertos en perforaciones sólo tienen que perforar. Eso hace que los precios se mantengan sin subir, de ahí que los empleados dependan de la cantidad de clientes para pagar las facturas.

"He perforado muchísimos pezones este fin de semana'', dijo Dani McGuinn mientras trabajaba en el turno de la noche en Salvation. "Los artistas del tatuaje pueden trabajar medio día y ganar bastante dinero si son buenos''.

Poco antes de las 10 p.m., Kristin Moore, de 21 años, y alumna de tercer año de la Universidad Howard, entregó la tarjeta de crédito de su padre para un piercing en un seno que le costó $50 mientras tres amigas sentadas en un sofá esperaban que terminara.

"Mis padres no tienen la menor idea de lo que estoy haciendo'', dijo Moore. "Si se enteran, me matarían''. Moore sabe que a la larga su padre se va enterar, después que le llegue la factura de la tarjeta de crédito.

"Le voy a decir que me puse un anillo en el ombligo'', dijo la chica.

  Comments