Nation & World

Se recupera el sector de los cruceros

La semana pasada, Kevin Sheehan, presidente ejecutivo de Norwegian Cruise Line, abrió un mensaje electrónico de su experto en precios con una actualización de las reservaciones y los precios de los boletos.

"¡Toma!'', escribió Crane Gladding, vicepresidente de NCL.

Por lo menos una parte de la maltrecha economía floridana muestra algún impulso: el abrumado sector de los cruceros.

Después de la peor debacle de la industria de cruceros en el sur de la Florida, las reservaciones han aumentado. Las líneas de crucero han comenzado a subir los precios del nivel mínimo de recesión en que estaban e incluso algunas se muestran los suficientemente audaces como para encargar nuevos barcos tras una espera de dos años.

En momentos en que representantes del sector se reúnen esta semana en el Centro Convenciones de Miami Beach para el Seatrade Cruise Shipping Miami --la mayor reunión anual del sector-- los ejecutivos están mucho más entusiasmados que hace sólo unos meses.

"Nos va bien. Los precios van bien'', dijo Sheehan, cuya empresa lanzará este verano el barco más esperado del año, el NCL Epic, que tiene el primer bar de hielo, clubes nocturnos estilo South Beach y el Blue Man Group, un espectáculo dirigido a los pasajeros jóvenes. "Pensamos que nos va de maravillas'', dijo.

Pero todo es relativo. "La situación ha mejorado, pero en comparación con el miserable 2009 en materia de precios'', agrega Sheehan, quien participa en un panel de presidentes ejecutivos del sector que presentará las perspectivas del sector el martes, actividad a la que se espera que asistan 10,000 personas.

Según la información a la mano, las líneas de crucero disfrutan de un robusto inicio de temporada, los dos primeros meses del año, cuando se reserva la mayor parte de los viajes. ‘‘El sector de los cruceros se ha recuperado mucho mejor que los hoteles y los paseos por tierra'', dijo Stewart Chiron, experto en cruceros y presidente ejecutivo de cruiseguy.com. "Los cruceros ofrecen mucho en comparación con lo que cuestan'', dijo.

Cruise Planners, una agencia de viajes de Coral Springs, ha tenido un aumento mensual de entre 30 y 40 por ciento desde octubre, en comparación con el año anterior. "Vemos una tendencia al alza'', dice Michelle Fee, presidenta de Cruise Planners. "Obviamente, el año pasado por esta época todos estábamos al borde del abismo''.

No cabe duda de que las líneas de crucero enfrentan un largo camino para recuperar el nivel de precios de principios del 2008, antes que la crisis financiera hiciera que las vacaciones de muchos se limitaran a llenar el maletero del carro e irse a vivir unos días con algún familiar.

En el 2009, los camarotes de los cruceros generaron 14 por ciento menos ingresos por día que el año anterior en las dos mayores empresas del sector. Este año se espera que la cifra aumente en varios puntos porcentuales.

Muchos consumidores tienen más confianza en sus finanzas y opinan que este año ya es hora de tomarse unas vacaciones.

"Ya ha pasado un año y la gente dice que es hora de retomar su vida normal'', dice Fee. "La mayoría tiene ahora más confianza en que si tiene un empleo no lo perderá'', agregó.

El año pasado, Ruth y David Mosquera no tomaron vacaciones "por temor a la situación de ese momento'', dice Ruth, de 34 años y gerente de una oficina en Fort Lauderdale. "No parecía ser el momento adecuado. Teníamos que apretarnos el cinturón''. Pero el 13 de abril, los Mosquera subirán al Celebrity Solstice para un crucero por el Caribe. ‘‘Necesitamos darnos unas vacaciones'', señaló.

En febrero, Carnival Cruise Lines, citando reservaciones sin precedentes desde enero, informó que aumentará los precios a partir del 22 de marzo para todos sus cruceros de verano. El alza de precios puede llegar al 5 por ciento, pero varía según la fecha.

Naturalmente, las líneas de crucero siguen ofreciendo muchas gangas. Entre las mejores ofertas, dicen los agentes, está un crucero de 7 noches por el Caribe en el Solstice, un barco de 122,000 toneladas que ha sido calificado uno de los más hermosos en años recientes.

Un camarote interior en el Solstice comienza en $599 y uno con balcón comienza en $799.

"Es muy triste lo que sucede con los precios en ese barco'', dice Don Walker, copresidente de iCruise.com en Delray Beach. "Creo que hay demasiados barcos en el Caribe. Este hermoso barco se vende en un precio ridículamente bajo''.

Las líneas de crucero en América del Norte lanzarán 12 barcos nuevos en el 2010, todos ordenados antes de la crisis. Esto genera alegría, pero más camarotes en el mercado probablemente mantengan la presión para ofrecer descuentos.

El barco que se espera con más anticipación es el Epic, con capacidad para 4,200 pasajeros y 153,000 toneladas de desplazamiento, que debe hacer su primer viaje en julio. NCL alardea que el Epic elevará a nuevos niveles su estilo de cruceros libres, que ofrecen a los pasajeros más libertad y opciones.

Mientras tanto, Royal Caribbean International ha generado mucha atención con su Oasis of de Seas, de 220,000 toneladas, el mayor barco del crucero del mundo, con un atrio estilo Parque Central de Nueva York y una amplia gama de opciones de entretenimiento. Su barco gemelo, el Allure of the Seas, debe hacer su primer viaje desde Port Everglades en diciembre.

Pero quizás la señal más fuerte de la confianza es que las líneas de crucero han comenzado a ordenar nuevos barcos.

En diciembre del 2009 Carnival Cruise Lines ordenó un barco de 130,000 toneladas, rompiendo así una sequía de 20 meses en pedidos a los astilleros. Desde entonces, Princess anunció un acuerdo preliminar para dos barcos de 3,600 pasajeros. Y el primero de marzo, MSC Cruises, con sede en Génova, Italia, firmó una carta de intención para comprar un nuevo barco que debe entregarse en junio del 2012.

"Creemos que las perspectivas son positivas'', dijo Rick Sasso, presidente ejecutivo de operaciones de MSC Cruises.

  Comments