Nation & World

Fariñas sigue grave y continuará hospitalizado

El disidente cubano Guillermo Fariñas seguía hoy en estado ‘‘grave estable'' y permanecerá hospitalizado en los próximos días debido al deterioro de su salud por la huelga de hambre y sed que comenzó hace 18 días y que le causó un segundo colapso el jueves pasado.

La portavoz de Fariñas, Liset Zamora, dijo hoy a Efe que "al parecer'' se prolongará la estancia del opositor en la sala de cuidados intensivos del hospital Arnaldo Milián Castro de Santa Clara (270 kilómetros al este de La Habana), donde ingresó el jueves en estado de inconsciencia tras un desmayo.

''Lo está tratando el mismo equipo médico que lo ha atendido en huelgas anteriores, y dicen que mientras ellos puedan mantenerlo en el hospital lo van a dejar porque está muy delicado de salud'', indicó Zamora.

Fariñas, de 48 años, presentó algunos síntomas de mejoría, pues pudo orinar y su presión arterial estaba más estable, al tiempo que sigue recibiendo sueros fisiológicos y azúcares por vía intravenosa, añadió.

El sicólogo y periodista opositor comenzó su ayuno para pedir al presidente cubano, el general Raúl Castro, la excarcelación de 26 presos políticos que, según la oposición, están muy enfermos.

Este fin de semana su situación coincide con las celebraciones que comenzará el grupo de las Damas de Blanco a partir de mañana por el séptimo aniversario de la llamada ‘‘Primavera Negra'' de 2003, cuando 75 disidentes fueron detenidos y condenados en la isla.

Calificado de "mercenario'' y "delincuente común'' por el Gobierno cubano, Fariñas ha estado once años en la cárcel y ha protagonizado en los últimos lustros otras 22 huelgas de hambre que le dejaron graves secuelas, según sus familiares y médicos.

La actual la comenzó cuando agentes del Gobierno le prohibieron hace dos semanas ir al sepelio del opositor Orlando Zapata, que murió al cabo de un ayuno de 85 días para pedir un mejor trato en la cárcel.

La semana pasada fue hospitalizado tras sufrir un primer choque hipoglucémico, pero recuperó la consciencia en pocas horas y, tras ser hidratado, regresó a su casa, donde reanudó el ayuno.

Related stories from Vida en el Valle

  Comments