Nation & World

Piñera asume presidencia con temblor y alerta de tsunami

Un terremoto de magnitud 7.2 en la escala de Richter estremeció a Chile a las 11:39 a.m de hoy jueves, apenas 21 minutos antes de que el país inaugurara su nuevo presidente, Sebastián Piñera, en la región de Valparaíso. Dos réplicas, de 6.9 y a 6.0, respectivamente, se sintieron 25 minutos después.

La agencia de EE.UU. Geological Survey declaró que el sismo se localizó a 22 millas de profundidad, y se centró a 95 millas al suroeste de Santiago.

El epicentro del terremoto se localizó en Rancagua, cerca de la costa chilena, ubicada en la región de Libertador Bernardo O´Higgins, a sólo 71 millas del Congreso Nacional, donde se celebró la ceremonia inaugural.

Altos dignatarios de América Latina -incluyendo los presidentes de Argentina, Colombia, Ecuador, Perú y Paraguay-, el príncipe heredero español y representantes de los países de la región pacífica se encontraban de pie afuera del edificio del Congreso que, según testigos, se estremeció de una punta a la otra. Sin embargo, la ceremonia se desarrolló sin contratiempos, y duró nada más que 34 minutos, ya que todos los invitados, sobre todo los extranjeros, estaban sumamente nerviosos con el ruido y el movimiento de los edificios y casas.

Después que la ceremonia concluyó, los invitados fueron evacuados y llevados a lugares seguros, dijo Alfonso Concha, presidente de la Oficina Nacional de Emergencias de Chile (ONEMI). Un almuerzo que el nuevo presidente Sebastián Piñera había organizado en el Congreso Nacional debió ser cancelado.

La ONEMI, así como el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) declaró un alerta de tsunami desde la región de Coquimbo hasta la región de Los Lagos. La evacuación de estas áreas comenzó de inmediato, así como la recomendación a la población de mantenerse alejada de la costa.

El presidente Piñera dijo que se trataba de una medida preventiva, y le pidió a la población a mantener la calma, para de este modo que todos los procedimientos se pudieran realizar con rapidez y apropiadamente.

“No puedo soportar más esto, no podemos vivir en este edificio, saca los nervios de punta”, dijo Carmen Concha, de 42 años, que vive en Maipú, Santiago, y cuyo edificio se vio afectado por el terremoto de 8.8 del pasado 27 de febrero.



"Estábamos en la cocina, y los cristales empezaron a quebrarse. Mis perros estaban muy extraños, llorando y moviéndose de un lado a otro”, dijo por su parte Katia Grgurina, de 22 años, estudiante de negocios en Santiago, Chile.
 


En Constitución, 350 kilómetros al sur, mucha gente salió a las calles, según mostró la televisión estatal y se dirigían a zonas altas, aparentemente alertados ante un eventual tsunami informado por la Armada. Sin embargo, comenzaron a bajar a sus horas poco después.

En Concepción, 500 kilómetros al sur, la gente también salió a las calles pero no se ha informado hasta ahora de víctimas o nuevos daños.

Piñera fue juramentado por el presidente del Senado, Jorge Pizarro, a quien la mandataria saliente Michelle Bachelet le hizo entrega de la banda de color blanco, azul y rojo y una piocha de oro de cinco puntas que representa el poder.

Pizarro le terció la banda y prendió en un extremo la piocha de oro, y una ovación estalló en el Congreso al que asistieron varios presidentes de países vecinos.

Bachelet abandonó el Congreso en medio de sostenidos aplausos y vivas a su paso.

Esta historia fue complementada con información de la agencia Associated Press.

  Comments