Nation & World

El FCAT se acomoda a las necesidades

Cuando los estudiantes tomen esta semana las pruebas FCAT de Matemáticas, Lectura y Ciencias, no todos lo harán por escrito.

Algunos pueden responder verbalmente a las preguntas. Otros pueden usar interruptores o computadoras que reproducen un texto en voz.

Miles de niños discapacitados tienen que tomar el FCAT, pero para tener en cuenta sus discapacidades los exámenes se ofrecen de otra manera.

Algunos ejemplos incluyen:

* Los estudiantes pueden elegir si hacen las pruebas en grupo o solos con un maestro.

* Los alumnos pueden solicitar más tiempo o mayores descansos.

* Los alumnos ciegos pueden solicitar la prueba en Braille. Los que tienen menos problemas visuales pueden pedir exámenes con la letra más grande.

* Los sordos o con discapacidad auditiva pueden recibir las instrucciones de un especialista en lenguaje de señales.

* Los que no pueden escribir, pueden dictar las respuestas a un maestro o usar la tecnología texto a lenguaje.

Además de las condiciones exigidas por el estado, los distritos escolares pueden pedir

otros ajustes al Departamento de Educación, dijo Bambi Lockman, directora estatal de Educación Excepcional y Servicios Estudiantiles.

"Las condiciones son accesibilidad para los estudiantes con discapacidades'', explicó Lockman. "Les dan acceso a las materias y pueden mostrar cuánto han aprendido''.

En la Florida todos los estudiantes de tercero a onceno grados deben tomar el FCAT.

La única excepción es para los niños que no están en condiciones de dominar las pruebas estatales de educación.

Los niños que están hospitalizados u se ven obligados a estar en casa deben tomar las pruebas, así como la mayoría de los que tienen incapacidades físicas y emocionales, en cuyos casos se hacen ajustes individuales.

Las modificaciones no sólo se usan en las pruebas, sino durante todo el año escolar.

"La mayoría de las condiciones que se ofrecen para el FCAT deben ser cosas que el estudiante usa día a día en el aula'', manifestó Lockman.

Miles de niños aprovechan anualmente esas condiciones, según información del estado.

Pero los resultados no son uniformes.

El año pasado, 2,350 alumnos de tercer grado en Miami-Dade tomaron la prueba de Lectura mediante métodos alternativos. De ellos, 28 por ciento aprobó, informó el Departamento de Educación.

En el Condado Broward, donde 1,600 estudiantes de tercer grado con incapacidades tomaron el examen en condiciones especiales, 33 por ciento aprobó.

La mayoría de los estudiantes con incapacidades que no aprueban el FCT en la enseñanza primaria son promovidos al próximo grado.

En la secundaria, los que no cumplen los requisitos para recibir un certificado normal, pueden estudiar para recibir un diploma especial.

En general, los estudiantes discapacitados han avanzado en el FCAT, dijo Lockman.

Durante los últimos cinco años, los alumnos discapacitados han tenido una mejoría de alrededor del 5 por ciento en las pruebas.

"Tenemos grandes maestros que se preocupan por las necesidades individuales de los estudiantes y se aseguran que cumplan las normas SSS'', dijo Lockman. "Esperamos continuar así''.

En la primaria Blue Lakes en el suroeste de Miami-Dade, el FCAT exige mucha preparación, dijo la directora, Aida Marrero.

Los administradores tratan de asegurar que los estudiantes con necesidades especiales tomen las pruebas con maestros que conocen. También tienen a la mano asesores y psicólogos para ayudar a los que se sientan frustrados.

"Para nuestros estudiantes, es el primer paso hacia mayores oportunidades educacionales'', dijo Mirtha Regueiro, especialista del programa de educación especial en Blue Lakes. "Queremos que sigan aprendiendo toda la vida''.

  Comments