Nation & World

Ira y sorpresa entre pacientes y empleados

Pacientes, empleados y ejecutivos de hospitales de Miami-Dade reaccionaron con indignación, disgusto, y hasta enojo, ante la noticia de que el Hospital Jackson South Community y el Centro Médico Jackson North podrían cerrar sus puertas.

"Es horrible para ellos que le hagan esto'', dijo Tanagela Lewis, de 27 años, mientras se tocaba su vientre embarazado. Ella tenía planeado tener su bebé en Jackson North.

"Van a cerrar el único hospital que tenemos para recibir un tratamiento'', manifestó Verle Johnson, una amiga de Lewis.

El Centro Médico Jackson Norte, un hospital de cuidados intensivos de emergencia de 382 camas, situado en 160 NW 170th St., en North Miami Beach, presta servicios a los condados de North Dade y South Broward.

Es el hospital docente para la nueva facultad de Medicina de la Universidad Internacional de Florida.

En 2009, Jackson North tuvo 12,950 ingresos, 50,484 visitas a la sala de emergencia y 1,704 alumbramientos obstétricos. Un 13.3 por ciento de sus pacientes no paga por los servicios.

El Hospital Jackson South Community es un centro de cuidados intensivos de energencia de 199 camas situado en 9333 SW 152nd St. Allí se hacen construcciones en un área adicional de 157,000 pies cuadrados para ampliar su sala de emergencia y sus instalaciones quirúrgicas, así como agregar 57 nuevos cuartos privados. El número de ingresos en el Jackson South no estaba disponible ayer.

Directivos de hospitales locales dijeron que el cierre de estos dos centros crearía una tensión en todo el sistema, especialmente debido a que las instalaciones del Jackson suministran cuidados a pacientes en la indigencia.

"Tendrá repercusiones en toda la comunidad'', aseguró Brian E. Keeley, presidente y gerente general de Baptist Health Systems. "¿Quién se hará cargo de los enfermos? Jackson es nuestra joya, nuestra red de seguridad''.

Los sistemas del Baptist incluyen los hospitales Baptist, Baptist Children's, South Miami, Homestead, Mariners y Doctors.

Al preguntársele si el Sistema de Salud del Baptist podría hacer más para recibir a los pacientes que han sido tratados en Jackson South, Keeley respondió: "Tengo que estudiar eso. Está el tema económico. Y también, ¿hay suficiente capacidad? Podemos hacer más. Pero esto está mucho más allá de nuestra capacidad''.

El perder los sistemas locales de emergencia podría traer dificultades, dijo James Marshall, quien estuvo en la junta del Hospital Deering antes que se convirtiera en el Hospital Jackson South Community.

"Cuando usted lleva a una persona en una ambulancia por 15 millas, ella puede expirar'', comentó Marshall. "Eso es lo que tememos si ocurre algo a las tres o las cuatro de la mañana''.

Cada año, el Boriquen Health Care Center en Miami, un centro comunitario de salud administrado por el condado Miami-Dade, refiere unos 500 pacientes al hospital Jackson North para servicios tales como partos especiales, cuidado cardíaco y tratamientos para condiciones como la diabetes y la hipertensión.

Si se cierra el Jackson North, la clínica enviaría esos pacientes a otros hospitales, como el Jackson principal, dijo Robert Linder, gerente de Boriquen.

"Cuando se cierra una institución importante, queda un vacío'', comentó Linder.

Otra preocupación para los centros de salud comunitarios como Boriquen: ¿qué sucedería con las clínicas de cuidados primarios? Linder destacó que Jackson ha tenido que cerrar dos de ellos, y el hacerlo con otros presionaría más alos 18 centros de salud de la comunidad.

"Actualmente estamos todos llenos a plena capacidad y sería un costo significativo para nosotros el recibir a un número de clientes no asegurados'', aseguró Linder.

Boriquen atendió a 23,000 personas en el 2009.

Otro hospital que se vería presionado por el cierre del Jackson North es el North Shore Hospital en 1100 NW 95th St., en Miami. Forma parte de un grupo de 10 hospitales en los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach propiedad de Tenet Healthcare.

North Shore tuvo 39,212 visitas de emergencia el año pasado, así como 11,948 ingresos. En el 2009, los hospitales de Tenet gastaron $75 millones en cuidado de indigentes, informó la portavoz Shelly Weiss. Agregó que no podía especular sobre si la institución podría manejar más pacientes.

El doctor Manuel Torres-Salichs, un cirujano oncológico en Jackson South, destacó que el cierre causaría problemas a personas con ciertos seguros.

  Comments