Nation & World

Arrestan a dos mujeres de Miami acusadas de fraude de visas

Agentes del Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestaron a dos mujeres en Miami, y las acusaron de orquestar una importante operación de fraude de visas estudiantiles a través de la cual engañaron al gobierno federal para que entregara por lo menos 150 visas estudiantiles a extranjeros que no eran realmente estudiantes, dijeron el jueves en Miami funcionarios del ICE y de la Fiscalía Federal de la Florida.

Jeffrey H. Sloman, fiscal del Distrito Sur de la Florida, y Anthony V. Mangione, Agente Especial de la Oficina de Miami del ICE, describieron la situación en una conferencia de prensa que se convocó para dar a conocer el particular. Un asesor del ICE calificó el operativo como la iniciativa individual "más grande contra el fraude de visas que jamás se ha realizado en la historia de la agencia". Las visas tenían que ver con extranjeros inscritos fraudulentamente como estudiantes en el Florida Language Institute, localizado en el 947 SW 87 Avenue, según el encausamiento del caso por un jurado de instrucción.

El hecho de que los estudiantes extranjeros se presenten o no a sus cursos en las escuelas de Estados Unidos se ha convertido en un asunto de importancia tras los atentados terroristas del 9/11 luego que los investigadores federales descubrieron que algunos de los terroristas tenían visas de estudiantes, y no las utilizaron de la forma apropiada. Uno de los terroristas, entró al país como estudiante, pero nunca asistió a las clases en una escuela de idiomas en California.

Hani Hanjour, que se cree fue el que piloteó el avión que se estrelló contra el Pentágono, tenía una visa de estudiante que lo autorizaba a estudiar inglés en EE.UU. Hanjour llegó a territorio norteamericano a través de Cincinnati, Ohio el 8 de diciembre del 2000, y le dijo a un funcionario del aeropuerto que tenía planeado vivir en Oakland, California, para tomar lecciones de inglés, pero nunca se presentó a las clases.

Desde el 9/11, funcionarios de inmigración han seguido de muy cerca las escuelas que aceptan a estudiantes extranjeros con el fin de cerciorarse de que realmente los alumnos acudan a las clases, y no utilicen sus visas para llevar a cabo acciones terroristas ni para falsificar documentos de inmigración o de empleo.

En el caso de Miami, el encausamiento del jurado de instrucción no ha vinculado a los presuntamente falsos

estudiantes con ninguna actividad terrorista, sino con una posible inmigración ilegal.

Según el encausamiento, los dos acusados, Lydia Menocal, directora de la escuela, y Ofelia Macía, empleada del plantel, declararon falsamente que las peticiones que firmaron eran realmente solicitudes de visas para estudiantes extranjeros.

"El objetivo de las acusadas", se señala en el encausamiento, "era enriquecerse al entregar los certificados de eligibilidad que necesitan los extranjeros para obtener visas estudiantiles, y certificar falsa y fraudulentamente mediante estos documentos que a los extranjeros se les requeriría tomar un curso completo de estudios".

El encausamiento se presentó el pasado 26 de febrero, y las dos mujeres, Menocal y Macía, fueron arrestadas el miércoles.

  Comments