Nation & World

Muerte de Zapata afecta gestiones con la isla

La muerte de un preso político cubano y la prolongada detención de un ciudadano estadounidense en La Habana parecen haber restado impulso al esfuerzo de los gobiernos de Estados Unidos y España por acercarse al gobierno de Raúl Castro.

"Todavía creemos que el acercamiento es la vía apropiada, pero la muerte de Orlando Zapata fue una patada en el estómago'', dijo un asistente de un legislador federal que favorece el alivio de las sanciones a Cuba.

"No cabe la menor duda de que este incidente será un obstáculo muy importante, formidable, para los esfuerzos [de España]'', dijo Joaquín Roy, experto de la Universidad de Miami en asuntos de la Unión Europea.

Las iniciativas de Estados Unidos y España no habían logrado los resultados esperados incluso antes del arresto el 3 de diciembre del contratista Alan P. Gross y de la muerte de Zapata, que falleció tras una huelga de hambre en protesta por las condiciones carcelarias de la isla.

Castro no respondió significativamente a la decisión del presidente Barack Obama de levantar o aliviar varias sanciones a Cuba el año pasado. Un proyecto de ley que elimina todas las restricciones de viaje de los estadounidenses a la isla se ha empantanado en el Congreso y recientemente se modificó como parte de un proyecto de ley sobre la agricultura.

En la Unión Europea, antiguos países de gobierno comunista se opusieron a la campaña del gobierno socialista español de persuadir a ese foro regional de abandonar su Posición Común sobre Cuba, que condiciona las relaciones europeas con la isla a la situación de los derechos humanos en Cuba.

Pero los casos de Zapata y Gross socavaron el argumento de que como el gobierno cubano no ha hecho concesiones, Estados Unidos y la Unión Europea deben tomar medidas unilaterales para acercarse al pueblo cubano, dijeron partidarios de las sanciones, quienes también se preguntaron si Cuba está tratando intencionalmente de torpedear los esfuerzos de acercamiento de Estados Unidos y la Unión Europea.

"Hay pruebas de que cada vez que tratamos de promover un aumento del flujo de personas e información, el régimen de Castro lo rechaza'', dijo la secretaria de Estado Hillary Clinton ante al Congreso la semana pasada, según la agencia de noticias Efe.

"El gobierno cubano ha estado usando el tema de la posición común para justificar o demostrar o inventar que hay una actitud agresiva [hacia Cuba] por parte de la Unión Europea y España'', dijo Roy, de origen español. "Es la misma lógica que el embargo estadounidense. Nunca he creído que Cuba realmente desea que se levante el embargo''.

En el Congreso de Estados Unidos, la detención de Gross desde el 3 de diciembre --sin que se le hayan presentado cargos-- por entregar teléfonos satelitales a grupos judíos fue un golpe a los esfuerzos por aliviar las sanciones a la isla, dijeron varias fuentes familiarizadas con la situación.

"Lo principal aquí es el caso de Gross. Es una papa caliente'', dijo un alto asistente de un senador que favorece aliviar las restricciones de viaje. "Aunque el caso de Zapata es significativo, el tema de Gross es el que más pesa aquí''.

Hasta el representante Jim McGovern, demócrata por Massachusetts, que se opone a la prohibición de viaje de los turistas estadounidenses a Cuba, criticó fuertemente al gobierno de la isla por el manejo del caso de Zapata, diciendo que "debió haber intervenido antes para evitar esta tragedia. Su muerte pesa sobre la conciencia [del gobierno cubano''.

"Primero Gross y ahora esto. El momento no podía ser peor'', dijo el asistente de un representante demócrata que favorece el levantamiento todas las sanciones a Cuba. Todos los asistentes legislativos consultados pidieron no ser identificados porque no estaban autorizados a comentar públicamente sobre el tema.

Mauricio Claver-Carone, director del comité de acción política partidario del embargo U.S. Cuba Democracy, dijo que el caso de Zapata "dificultará mucho [las cosas] para los que quieren un acercamiento incondicional con el régimen cubano''.

Aunque muchos estadounidenses apoyaron la promesa de Obama de acercarse a Irán, agregó, se sintieron ofendidos cuando el gobierno de Teherán reprimió violentamente las protestas callejeras que siguieron a las elecciones del año pasado, donde hubo numerosas alegaciones de fraude.

"Los estadounidenses siempre apoyan al que está abajo'', dijo Claver-Carone. "Y lo que Zapata hizo, de una manera muy trágica, fue mostrarles que en Cuba hay gente que está abajo... El mensaje de hoy es que en Cuba hay una oposición viable... y eso tiene un impacto enorme''.

Los partidarios de aliviar las sanciones estadounidenses a Cuba afirman que de todas formas seguirán presionando por un acercamiento.

Después de criticar al gobierno cubano por el caso de Zapata, McGovern agregó: ‘‘Siempre he creído --y sigo creyendo-- que para colocarnos junto al pueblo cubano necesitamos estar más cerca de él y en mayores números''.

La muerte de Zapata "fue horrible y un desenlace terrible, pero es una prueba más de que necesitamos otro enfoque sobre Cuba'', dijo Sarah Stephens, del Centro de Democracia en las Américas, un grupo de Washington que favorece los viajes a Cuba.

"En vez de estar simbólicamente con los cubanos a distancia, como nos piden los que defienden el embargo y todas sus facetas, el camino mejor, el más valiente y el más efectivo es estar junto a ellos literalmente en el país, en persona, y colocar en la mesa de los cubanos productos de Estados Unidos'', escribió Stephens en la página electrónica del Centro.

"Este es el momento debido para acercarnos a los cubanos porque no quieren conversar ahora'', dijo el alto asistente del Senado. "Los más fácil para ellos sería que no nos acercáramos más''.

"Preferimos que el gobierno siga acercándose [a Cuba] en temas como la inmigración y otros puntos de interés para nosotros, como el caso del Sr. Gross y los derechos humanos en la isla, pero no hablar ahora sería un error'', agregó.

En la Unión Europea, dijo Roy, "habrá presiones fuertes'' sobre el presidente del gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, para que abandone su campaña para persuadir a la Unión Europea de que haga menos estricta su Posición Común.

Una reunión de funcionarios de política exterior de la Unión Europea el viernes en Madrid concluyó con una declaración que condena a Cuba por la muerte de Zapata. Y un editorial publicado la semana pasada en el diario de centroizquierda español El Periódico recomendó a Zapatero "abandonar su esfuerzo por cambiar la Posición Común''.

Roy señaló que Zapatero, al igual que Obama, también enfrenta problemas nacionales que pueden llevarlo a restar importancia al asunto de la Posición Común.

"No me extrañaría que todo se disolviera, quedara como está, a no ser que el gobierno de momento libere a 50 disidentes, que no lo creo''.

  Comments