Nation & World

Miles protestan en el funeral simbólico de Orlando Zapata

Grupos de exilianos cubanos y de otros países latinoamericanos en Miami criticaron abiertamente el domingo al régimen castrista por la violación de los derechos humanos y el trato cruel del que son víctimas los opositores dentro de la isla.

La multitudinaria actividad se realizó en la Calle Ocho en recuerdo del preso político Orlando Zapata Tamayo, quien falleció la semana pasada debido a complicaciones de una prolongada huelga de hambre de 83 días.

"Es lamentable la continuidad de la pérdida de hombres que mueren por su dignidad y por representar al pueblo cubano en su reclamo de libertad'', dijo el empresario Francisco "Pepe'' Hernández, presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).

Entre gritos de "viva Cuba libre'' y "basta ya'', los asistentes dejaron en claro que el recuerdo de Zapata se mantendrá vivo en la lucha por la democratización de la isla y la integridad de todos los presos de conciencia. Los exiliados llevaron lazos negros en señal de luto y expresaron su repulsa frente a lo que calificaron como una nueva atrocidad de la dictadura cubana.

Zapata, de 42 años, fue catalogado como prisionero político por Amnistía Internacional tras su arresto en el 2003. El disidente se reveló el 3 de diciembre pasado para denunciar atropellos y vejaciones en la prisión de Kilo 7, en la provincia de Camagüey.

"Estamos aquí por un opositor al que dejaron morir por huelga de hambre, y por todas las víctimas de la revolución. No vamos a permitir más injusticias, queremos la libertad de Cuba y de todos los cubanos'', sostuvo Mario Averhoff, un manifestante de 48 años.

El hombre era uno de muchos ciudadanos del común que agitaron banderas y pancartas con la fotos de Zapata a un lado de la Calle Ocho. La protesta se inició al pie del Monumento de los Mártires de Girón a las 2 p.m. y se prolongó hasta las 4 p.m.

"El mensaje que traigo no está escrito por nosotros, sino por los hermanos que murieron en estos cincuenta años de dictadura comunista, y por Zapata. Un abanderado del deber ha caído'', indicó Rodolfo San Román, portavoz del Presidio Político Cubano.

En la cita se realizó un cortejo fúnebre, de carácter simbólico, en honor a Zapata, quien cumplía condenas de más de 30 años al momento de su deceso. También se leyó una lista parcial con los nombres de los presos políticos cubanos y se guardó un minuto de silencio por las víctimas del comunismo y los muertos del terremoto en Chile.

La manifestación alcanzó su punto más emotivo cuando los exiliados lograron comunicarse vía telefónica con Reina Tamayo, madre de Zapata. La mujer valoró las muestras de solidaridad de la comunidad e instó a los presentes a continuar en la lucha democrática.

"Adelante en esta marcha. Orlando no ha muerto. Adelante!'', exclamó Tamayo.

El acto de recordación cerró con el tema Ya viene llegando, de Willy Chirino, y fue uno de varios eventos que se organizaron el fin de semana a escala local, entre ellos, una misa en la Ermita de la Caridad.

  Comments