Nation & World

Cinco disidentes inician huelga de hambre

Cinco disidentes cubanos, cuatro de ellos en prisión, iniciaron huelgas de hambre, mientras otros seis llamaron a realizar ayunos limitados en protesta por la muerte de Orlando Zapata Tamayo y a favor de la liberación de los presos políticos, reportaron el viernes activistas de la isla.

La protesta más preocupante es la Guillermo Fariñas, de 48 años, que dejó de comer y beber el miércoles a pesar de su mal estado de salud, tras unas 20 huelgas de hambre anteriores, afirmó el activista de los derechos humanos Elizardo Sánchez.

Sánchez dijo haber exhortado a los cinco a detener las huelgas, alegando que ‘‘violaban el derecho a la vida'' y que "el gobierno tiene una actitud muy inflexible, arrogante y completamente dictatorial y no responde a estas peticiones pacíficas de manera humana''.

Fariñas se comprometió a seguir rehusando el agua y la comida.

"La huelga va a continuar, creemos que es importante valorar la muerte de Orlando Zapata, aunque hasta cierto punto puede ser que no tenga ningún efecto'', declaró a El Nuevo Herald por teléfono desde su casa en la ciudad de Santa Clara.

"Pero si a esta huelga se suman otros, si al menos somos 50 o 60 opositores plantados a nivel nacional, entonces es posible que el gobierno haga caso'', precisó.

Zapata, de 42 años, murió el jueves tras una huelga de hambre de 83 días para protestar contra lo que su madre describió como palizas y otros abusos en la prisión. Había estado preso desde el 2003, cumpliendo condenas de más de 30 años.

Los otros cuatro que están en huelga de hambre fueron identificados como Diosdado González, de 47 años; Eduardo Díaz, 58; Fidel Suárez, 49; y Nelson Molinet, 45; encarcelados en la occidental provincial de Pinar del Río y cumpliendo condenas de 20 años o más.

Fueron transferidos a "celdas de castigo y confinamiento solitario'' inmediatamente después de rehusar los alimentos --aunque siguen tomando líquidos-- para demandar la liberación de los 201 presos políticos en Cuba, añadió Sánchez.

Fariñas también dijo haberle escrito una carta al gobernante Raúl Castro exhortándolo a poner en libertad a los 27 presos políticos que se reporta están mal de salud. La mayoría de ellos, como González, Suárez y Molinet, fueron encarcelados durante la ola represiva del 2003 conocida como la Primavera Negra, informó Elizardo Sánchez.

"Si la muerte de Orlando Zapata Tamayo no fue una planificada venganza política, como alegamos sus detractores [los de Castro], entonces ordene la inmediata libertad de estos muy enfermos reos'', escribió Fariñas.

Fariñas, un sicólogo y periodista independiente ha estado varias veces en la cárcel y ha hecho más de 20 huelgas de hambre desde 1995. La última fue en el 2006 para protestar contra la decisión gubernamental de cortarle su acceso a la internet.

Dijo haber iniciado su actual protesta después de que agentes de la Seguridad del Estado lo detuvieran y golpearan el miércoles cuando iba a asistir al funeral de Zapata.

"Es un hombre muy valiente, muy firme y esto pudiera trabajar en su contra'', aseguró Sánchez, que dijo haber hablado cuatro veces con Fariñas en dos ocasiones conminándolo a abandonar la huelga de hambre.

Mientras tanto, otros seis disidentes encarcelados desde el 2003 llamaron a todos los cubanos a sumárseles en un período de "ayuno y estudio de la Biblia'' del 12 al 31 de marzo, para demandar la liberación de todos los presos políticos y "cambios pacíficos hacia la libertad y la democracia en nuestra Patria''.

"Durante este período hemos sufrido tratos crueles, inhumanos y degradantes, y hasta torturas en las cárceles del régimen comunista'', señala una declaración enviada desde la prisión del Combinado del Este por Oscar Elías Biscet, Julio César Gálvez, Ricardo González, Normando Hernández, Regis Iglesias y Angel Moya.

Los cubanos pueden mostrar su apoyo con ayunos de entre seis y 24 horas, oraciones en sus casas, iglesias o lugares públicos, así como ensayos, conferencias y otras declaraciones públicas para "reflexionar e implementar, a través de medios pacíficos, justos y patrióticos, esos largamente ansiados objetivos del pueblo cubano'', indicó la declaración.

Por su parte, el diario The Washington Post indicó en un editorial el viernes que la muerte de Zapata demuestra que la nueva política de hacer concesiones a Cuba no está funcionando para lograr un mayor respeto a los derechos humanos, informó la Associated Press.

  Comments