Nation & World

Cae red de narcotráfico de reina de belleza colombiana

Bogotá.

Ex reina colombiana montó en Argentina una red de tráfico de cocaína con bellas modelos.

Un inocente perro faldero pomeranea puso al descubierto en Buenos Aires una organización de tráfico de cocaína que estaba integrada por jóvenes modelos de pasarela y dirigida por la reina de belleza colombiana Angie Sanclemente Palencia, de 30 años de edad, quien es buscada a través de Interpol por la justicia Argentina.

Actualmente prófuga, Sanclemente, al parecer, se vinculó al comercio de las drogas a través de su último ex esposo, el narcotraficante mexicano conocido solamente como alias “El Mostruo”.

Sanclemente se apartó de las estructuras generalmente violentas del negocio y prefirió funcionar por su cuenta con bellas jovencitas del modelaje que ella misma escogía y entrenaba para llevar la droga.

La colombiana, que fue candidata por el departamento de Atlántico al Reina Internacional del Café de 2000, era un misterio para las autoridades antidrogas de Argentina y España que la rastreaban.

No obstante, en diciembre pasado Sanclemente llegó a Buenos Aires con su perro faldero pomeranea, lo registró en una bodega del aeropuerto y pronto la policía descubrió que en los documentos del animal ella figuraba con su nombre propio.

Confirmada su presencia en Buenos Aires, fueron a buscarla en un discreto hotel de cuatro estrellas en el que se había alojado de acuerdo con los datos consignados en el registro del perro pero ella fue más rápida y desapareció.

Diarios argentinos como “Clarín” han dicho que Sanclemente llegó a Buenos Aires para montar desde allí una operación de contrabando de cocaína colombiana hacia Europa y Estados Unidos a través del puerto mexicano de Cancún.

La Fiscalía Colombiana dijo a El Nuevo Herald que en sus archivos no aparece la ex reina.

El principal buscador de jovencitas para vincularlas a la operación de la colombiana ha sido identificado como “Ariel L.”, de nacionalidad argentina y 25 años de edad.

La información revelada indica que “Ariel” recibía $ 200 mil por cada chica que Sanclemete aprobaba y la primera que enlistó fue su propia novia, identificada como “María N.”, de 21 años, quien tiempo después fue detenida y permanece presa en Buenos Aires.

La ruta comenzó a fluir mediante el riguroso envío diario de una joven modelo con droga en el equipaje.

El sistema funcionó sin tropiezos por tiempo indeterminado hasta que el pasado 13 de diciembre fue arrestada en el aeropuerto internacional de Ezeiza una bella modelo de 21 años acusada de llevar 55 kilogramos de cocaína en su equipaje.

Ese día fue el peor de todos para la organización, pues cayeron otras tres chicas y al día siguiente tres jóvenes más saltaron desde un balcón a la calle en el elegante sector de Belgrano y huyeron cuando la policía ingresó a un apartamento para tratar de capturarlos.

Angie Sanclemente también fue modelo de pasarela. Solía exhibir prendas íntimas y su imagen ha aparecido en variadas revistas y catálogos.

Antes de casarse con alias “El Monstruo”, Sanclemete fue esposa durante tres meses del colombiano Alejandro Velásquez, con quien vivió en la caribeña Barranquilla, su ciudad natal.

El diario barranquillero “El Heraldo” contactó a Elizabeth Rasch, madre de Velásquez y abuela del niño que la ex reina tuvo con él.

Rasch dijo recordarla como “una chica común y corriente y muy trabajadora, al igual que su mamá, Yaneth Palencia”.

Rasch y Sanclemente tuvieron en Barranquilla una tienda de ropa femenina llamada Butterfly, que funcionó sin mayores tropiezos. “Era una pelada como cualquier otra, nunca imaginé que fuera a terminar en eso”, declaró Rasch a “ El Heraldo”.

La ex suegra contó que el único pecado que le conoció a Sanclemete fue en 2000 y le costó la posibilidad de conseguir el título de Reina Internacional del Café.

En aquella oportunidad los organizadores la expulsaron del concurso al descubrir que estaba casada.

Alguien que la recordaba en Barranquilla pero que no fue identificado por “El Heraldo”, la describió como “una belleza de piel oscura, con los ojos marrones, el pelo castaño y una sonrisa fatal”.

  Comments