Nation & World

Gobierno cubano pone bajo arresto a disidentes para evitar protestas

El temor a que se den protestas generalizadas tras la muerte por huelga de hambre del disidente Orlando Zapata ha motivado a las fuerzas de seguridad cubanas a detener, o poner bajo arresto domiciliario, a 50 disidentes y establecer su presencia en el cementerio donde pudiera será enterrado el prisionero político, segun reportaron activistas en la isla este miércoles.

La madre de Zapata, Reina Tamayo, está desaparecida desde la tarde del martes, cuando se presentó en la morgue de La Habana para recoger el cadáver de su hijo, dijeron disidentes que acusaron al gobierno de secuestrarla para evitar manifestaciones de rechazo popular.

"Hasta ahora ni la mamá [de Orlando Zapata] ni el cadáver han aparecido", dijo el disidente Juan Verdecia Ebora, quien se encontraba en la casa de Tamayo en la localidad de Banes, provincia de Holguín.

Las fuerzas de seguridad mantienen rodeada la casa de la madre de Orlando Zapata, colocaron un puesto de seguridad que controla la entrada principal a Banes y han desplegado un grupo de guardias especiales que vigilan el cementerio, indicó Verdecia a El Nuevo Herald.

Desde la muerte el Martes de Zapata, "el gobierno ha desatado una oleada de represion ... porque el gobierno no quiere que llege gente a los funerales o a otras actividades'', dijo Elizardo Sánchez, jefe de la Comisión de Derechos Humanos y la Reconciliación Nacional.

Las autoridades han detenido también a más de 25 activistas en toda la isla y han restringido los movimientos de otros 25, advirtiéndoles de no participar en ningún acto de conmemoración, dijo Sánchez en una entrevista telefónica.

Sin embargo, muchos disidentes han organizado ceremonias en sus casas para reconocer la muerte de Zapata, dijo Sánchez, al tiempo que agregaba que un grupo de la ciudad de Matanzas, en el centro-norte del país, planea hacer una protesta pública el Miercoles.

La periodista independiente Caridad Caballero declaró a El Nuevo Herald desde la ciudad de Holguin, cerca de Banes, que miembros de las fuerzas de seguridad mantiene rodeada su casa y le han advertido que será detenida si sale a la calle.

Otro periodista independiente, Luis Felipe Rojas, también basado en la ciudad de Holguín, afirmo que efectivos de la seguridad del estado guardan su casa y que han detenido o confinado en sus casas a otros disidentes en Santiago, Guantánamo, Moa, Antilla y Camagüey.

  Comments